UEM

Viajes y Turismo

En este blog podrás descubrir información relacionada con viajes y turismo

Alcanzar la cima de los picos más altos de España

Patricia Rodríguez Estudiante de la Universidad Europea Blog Viajes y Turismo Publicado 21 Mayo 2018

Los picos están ahí, y emiten un llamado silencioso, remoto e irresistible. Despiertan fuertes emociones y hacen palpitar con fuerza el corazón de los montañeros de alma, y también el de los apasionados por las maravillas naturales. Después de todo, las mejores vistas panorámicas se aprecian desde las alturas. La diversidad de las montañas españolas nos ayuda a comprender la grandeza de la naturaleza y su inmensidad.

Un territorio dominado por montañas

Las montañas, formas caprichosas y fascinantes, ocupan casi la mitad de la geografía española, y se organizan en varios sistemas bien definidos. Entre ellos destacan el Sistema Montañoso de las Islas Canarias, las Cordilleras Béticas y los Pirineos. ¿Por qué? Porque tienen el privilegio de albergar a los picos más altos de España.

Explorar la montaña nos regala una sensación de felicidad indescriptible, mientras nos adentramos en paisajes de cumbres nevadas, praderas, ríos, lagos, desfiladeros rocosos y volcanes. Es hora de programar una excursión a la montaña, calzar las botas y vivir experiencias incomparables, que se graban a fuego en tu vida.

Los cinco picos españoles más elevados

El Teide, 3.718 metros.

Volcano Teide, Santa Cruz de Tenerife

Sabemos que es la montaña más alta de España. Además, un dato algo menos conocido es que esta elevación es el tercer volcán más alto del mundo, ya que desde su base en el lecho oceánico hasta la cumbre supera los 7.500 metros de altitud. Aún así, el ascenso a este legendario volcán de Tenerife es accesible para casi todos los visitantes del Parque Nacional del Teide, designado Patrimonio Mundial por la Unesco. Es posible acceder desde la zona de Montaña Blanca, emplazada dentro del Parque Nacional del Teide, mediante una caminata de seis horas. El otro modo de llegar hasta arriba es en teleférico, así que para disfrutar de un paisaje impactante, la mejor idea es solicitar la participación en una de las excursiones en Tenerife.

El Mulhacén, 3.479 metros.

Mulhacén, Sierra Nevada

Situado en el Parque Natural y Nacional de Sierra Nevada, Reserva de la Biosfera de Granada, en plena cordillera Penibética, la cumbre del Mulhacén implica un desafío que todo apasionado por la montaña anhela superar. El segundo pico en altura de España es el primero en la península ibérica, de ahí el inmenso interés que genera llegar hasta su cima. La manera más habitual de realizar el ascenso es partiendo desde Capileira por el valle del río Poqueira. Se trata de una de las excursiones clásicas del Parque Nacional de Sierra Nevada, cuya extensa red de senderos abarca una completa variedad de paisajes y ecosistemas y pueden realizarse con guías experimentados (puedes encontrar a los guías en la Asociación Española de Guías de Montaña, AEGM). Las vistas desde la cumbre son simplemente soberbias, y alcanzan a divisarse la costa de África, el mar Mediterráneo y la mayor parte de las Sierras Andaluzas.

El Aneto, 3.404 metros.

Campamento en Aneto, Los Pirineos

La tercera cumbre más alta de España es, además, la más elevada de los Pirineos. Se encuentra en el municipio de Benasque, una atractiva localidad de Huesca que atrae a infinidad de visitantes todos los años. Para ascender a la cima es necesario cruzar el glaciar Aneto que es, precisamente, el mayor de España. Justo antes de alcanzar la cumbre, la expedición añade una dosis de adrenalina, ya que hay que superar el paso de Mahoma, cuyos muchos metros de caída a ambos lados proponen un reto grandioso a los montañeros. Para culminar la expedición son necesarios dos días de actividad, así que la noche intermedia se pasa en el refugio de La Renclusa.

El Veleta, 3.396 metros.

Veleta, Sierra Nevada

Este es el segundo pico más alto de Sierra Nevada, y su nombre deriva de la palabra árabe balata, que refiere a los vertiginosos tajos que se aprecian en sus caras norte, sur y este, cuyos desniveles pueden llegar a los 500 metros. El ascenso para alcanzar el pico parte desde Hoya de la Mora, accesible fácilmente en coche por carreteras bien señalizadas. En esta zona hay aparcamiento, dos albergues y, en Pradollano, un buen número de hoteles y apartamentos. Durante el verano, un minibús del Centro de Interpretación de Altas Cumbres del Ministerio del Medio Ambiente. Recuerda que es recomendable reservar plazas, ya que son escasas.

El Posets, 3.371 metros.

Cresta Espadas, Posets

Llamada también Tuca de LLardana, esta cumbre es la segunda cima más alta de los Pirineos. Su gran cantidad de visitantes se debe a que ofrece de unas vistas maravillosas, ya que es la más aislada de las grandes elevaciones pirenaicas. Está rodeada por el Gran Bachimala, el Gourgs Blancs, el Perdiguero, el Aneto y la Maladeta. Situado en la zona norte de la provincia de Huesca, este pico está integrado en el Parque Natural de Posets-Maladeta y se caracteriza por su singular silueta trapezoidal. La ruta más habitual para ascender a la cima se inicia en el valle de Eriste por el canal Fonda, y es conocida como la "Ruta Real", pues es la más corta de las múltiples vías de acceso al Posets. La expedición necesita de dos días. El primero se sube desde el puente de Espigantosa hasta el refugio Ángel Orús. Allí se pasa la noche, para coronar la cima al día siguiente. El descenso hasta Pleta de Estallo se realiza el mismo día.

Las montañas y su influencia socioeconómica y ambiental

Las montañas, paisajes hasta hace algunos años relegados al olvido de muchos residentes en las grandes ciudades, hoy son identificadas como generadoras de calidad de vida, patrimonio, salud, patrimonio natural e identidad regional. Las actividades en la montaña generan oportunidades de interacción social y empuje económico, acompañados de múltiples desafíos.

La afluencia de visitantes deriva en la demanda de un conjunto de productos y servicios, parte de la cual es cubierta por las sociedades de montaña y por las empresas dedicadas a organizar excursiones y experiencias en los parques naturales o nacionales y las elevaciones incluidas en los mismos. Es fundamental, asimismo, conservar estos espacios de inmenso valor ecológico y lograr un equilibrio sostenible entre la conservación de diversidad biológica, la agricultura y otras actividades económicas y las múltiples acciones derivadas del turismo.

Los visitantes ofrecen la oportunidad de destacar a nuevos actores de los pueblos de los alrededores de la montaña. El turismo ha dado un gran impulso a las actividades económicas no agrarias, sino turísticas, como los restaurantes, los albergues, los hoteles y otros alojamientos, las compañías de ocio y aventuras y los productores y fabricantes que sustentan dicha oferta. Todos son engranajes de un sistema innovador, destinado a acercar la montaña y sus paisajes naturales a un número de visitantes que no para de crecer, año tras año.

Anexo: Las 10 montañas más altas de España

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística y el Instituto Geográfico Nacional, las 10 montañas más altas en España, ordenadas por altura, son:

Las 10 montañas más altas de España


Fotografías con licencia CC obtenidas en Flickr.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios
Deja un comentario