UEM

El blog del experto

Ponte al día en El blog del experto de todos los temas de actualidad que te interesan, de todas las materias que puedas imaginar. 

#WhatsAppdown: ¿Por qué se cayó WhatsApp?

Universidad Europea administrador Blog El blog del experto Publicado 08 Mayo 2017

La semana pasada se hizo popular el hashtag #WhatsAppdown. ¿La razón?: entre el miércoles 3 de Mayo y el Jueves 4, millones de usuarios de la aplicación de mensajería WhatsApp  se sorprendieron al comprobar que el envío de sus mensajes no llegaba a sus destinatarios y que a su vez tampoco recibían información de sus contactos de la popular aplicación.

El sistema,  que es propiedad de Facebook,  se había caído. Posteriormente la empresa responsable comunicó a los usuarios que simplemente el servicio se había restablecido sin dar muchas explicaciones. Se limitó a pedir disculpas a los usuarios afectados tanto en Europa como en Norteamérica y Sudamérica.

WhatsApp

#WhatsAppdown: ¿Por qué se cayó WhatsApp?

A falta de una “explicación oficial” hay  dos hipótesis sobre las razones que pudieron haber provocado esta caída de WhatsApp:

  1. La primera apunta a un colapso debido a un aumento inesperado  en la utilización de la aplicación, hay que recordar que WhatsApp tiene alrededor de 2000 millones de usuarios, a pesar de que se presupone que el tamaño de memoria, la capacidad de  cálculo de los servidores  y el ancho de banda de la red que gestionan los mensajes,  están  dimensionada de forma correcta para hacer frente  a una situación de esta naturaleza, lo cierto es que resulta casi imposible predecir si se va a producir un pico de utilización que sobrepase las expectativas, tampoco es viable un sobredimensionamiento de los recursos  a su vez acarrearía un coste excesivo para la empresa.
  2. La otra hipótesis tendría que ver con las constantes actualizaciones de la aplicación, siendo un sistema de mensajería que trabaja prácticamente en tiempo real, cualquier modificación en el software que gestiona los mensajes, podría dar dar lugar a errores que no se pueden detectar a tiempo, sino sólo cuando el sistema está siendo utilizado. Una vez detectado el error, volver a poner en funcionamiento un sistema de estas características tarda un cierto tiempo, que puede llegar a convertirse en horas.

Es muy difícil decir si en un futuro WhatsApp volverá a caerse, lo cierto es que con un número de usuarios creciendo exponencialmente, la cantidad de recursos computacionales que se requieren para encolar, procesar y enviar los mensajes tiende al infinito. Quizá en los próximos años nuevos equipos basados sobre todo en computación cuántica permitirán gestionar de manera más eficaz semejante volumen de tráfico de información.

 

Diego Gachet
Profesor del área de Ciencias y Tecnología de la Información y las Comunicaciones

 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios
Deja un comentario
Posts relacionados
Sin imagen
03Febrero
Leer más

La pereza de las vacaciones

Hace escasamente ocho días fue el retorno de las vacaciones de Semana Santa. Todo el mundo llegó eufórico. No es extraño, el descanso sienta bien....
Leer más
Sin imagen
03Febrero
Leer más

Por un vaso de leche

En un comedor cualquiera de una residencia cualquiera, dos compañeras charlan mientras cenan....
Leer más
Sin imagen
03Febrero
Leer más

Mamá quiero ser artista

María vino a Madrid a triunfar. Lleva toda su vida bailando, es lo que mejor sabe hacer. Su sueño es estudiar Artes Escénicas, algo así como la...
Leer más