UEM

Club de ArquiLectura

"Hay muchas veces libros sin Doctor que los lea; hay también otras Doctores que carecen de Libros: lo uno y lo otro es perjudicial en la República, y así en la Arquitectura si no se leen son superfluos los Libros". (Juan Caramuel, 1678)

LO QUE SE AVECINA = THINGS TO COME

Carlos Javier Irisarri Martínez Profesor de Deontología e Historia del Arte y Arquitectura Blog Club de ArquiLectura Publicado 29 Diciembre 2017

El buen arquitecto, como nos dice Philibert de L’Orme, debe tener tres ojos: uno atendiendo al presente en que se ocupa, otro mirando al pasado para aprovechar las lecciones de los maestros y un tercero mirando al futuro, anticipando soluciones que mejoren su arquitectura y la adapten al mundo que viene.

En la entrada anterior defendí el conocimiento de la historia como herramienta imprescindible para el arquitecto: su desprecio significa empezar siempre de cero, algo absurdo por definición. Y en ésta, para ser justos, toca mirar hacia lo que viene, buscar señales de aquello que cambiará nuestras vidas o al menos nuestras formas de hacer arquitectura. De esas señales, creo que una de las más claras es la que toca a los materiales. No sólo en nuestro sector, por supuesto: biomedicina, información, aeronáutica, restauración, textiles… Creo que no habrá área de nuestras vidas que no se vea afectada por la imparable revolución de los materiales, de sus esencias y de sus formas de producirlos, desde la impresión 3D a los materiales programables, los que puedan mutar según cambien los estímulos exteriores, los que interactúen con seres vivos o los que puedan tomar “decisiones” según parámetros predeterminados.

En el MIT llaman a esta nueva generación la de la “MATERIA ACTIVA”, y con este nombre acaban de editar una imprescindible selección de artículos de muy variados sectores, incluidos la arquitectura y la construcción. Esta variedad es importante, pero más el percibir durante su lectura que ninguno de ellos está aislado, cada campo de actuación se relaciona con el resto, de modo que se puede concluir que no habrá progreso sin mestizaje. La cada vez más necesaria transversalidad de los profesionales será norma, sin duda. Toca, pues, prepararse para la enésima revolución, y ahora ampliando nuestro espectro hacia disciplinas como la biología, la programación o la robótica. Y a ver qué resulta de todo esto.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

The good architect, as Philibert de L'Orme tells us, must have three eyes: one attending to the present in which he is engaged, another looking to the past to take advantage of the lessons of the masters, and a third looking to the future, anticipating solutions that improve his architecture and adapt it to the world that comes.

In the previous post I defended the knowledge of history as an essential tool for the architect: his contempt means always starting from scratch, something that is absurd by definition. And in this entry, to be fair, we must look to what is coming, look for signs of what will change our lives or at least our ways of doing architecture. Of those signals, I think one of the clearest is the one that affects materials. It’s not only for our sector, of course: biomedicine, information, aeronautics, restoration, textiles ... I believe that there will be no area of our lives that will not be affected by the unstoppable revolution of materials, their essences and their ways of producing them: from 3D printing to programmable materials, those that can change as external stimulus change, those that interact with living beings or those that can take "decisions" according to predetermined parameters.

At MIT, they call this new generation the "ACTIVE MATTER", and with this name, they have just published an essential selection of articles from a wide variety of sectors, including architecture and construction. This variety is important, but more to perceive during its reading that none of them is isolated, each field of action is related to the rest, so that it can be concluded that there will be no progress without fusion. The increasingly necessary transversely of professionals will be the norm, no doubt. It is therefore important to prepare for the umpteenth revolution, and now expanding our spectrum towards disciplines such as biology, programming or robotics. So, let us see what will come from all of this.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios
Deja un comentario
Posts relacionados
Sin imagen
15Julio
Leer más

Objectives

Leer más

Sin imagen
27Julio
Leer más

Meltdown

Leer más

Sin imagen
28Enero
Leer más

Reading and Writing

You've been studying English for years now, practically all your life. You're an expert at "fill in the blanks" and can look at a "right...
Leer más