UEM

Club de ArquiLectura

"Hay muchas veces libros sin Doctor que los lea; hay también otras Doctores que carecen de Libros: lo uno y lo otro es perjudicial en la República, y así en la Arquitectura si no se leen son superfluos los Libros". (Juan Caramuel, 1678)

ALTO Y CLARO = LOUD AND CLEAR

Carlos Javier Irisarri Martínez Profesor de Deontología e Historia del Arte y Arquitectura Blog Club de ArquiLectura Publicado 18 Abril 2020

Mi desencuentro con gran parte de la arquitectura contemporánea dura ya muchos años, como saben quienes me tratan. Lo sufren especialmente mis alumnos, a los que arengo curso tras curso para que no se dejen seducir por el papel cuché de las revistas y se planteen la profesión desde presupuestos de honestidad y servicio. “Proyectar es un proceso intelectual que sólo se puede dominar individualmente”, “la arquitectura es un fenómeno básicamente local que necesita relacionarse con una tradición tanto como con un lugar”, “el desprecio de la antropología sólo conduce al fracaso”. Repito con pasión presupuestos como estos y dedico horas a buscar ejemplos que lo ilustren, comparo la fría máquina de habitar (Villa Saboya) con la humanidad de un verdadero hogar (Villa Mairea). Y sobre todo, insisto en el principio supremo de la mejor arquitectura: haber sido pensada desde la experiencia, haber puesto en el centro del problema a quien será el usuario de nuestro edificio. De ahí que el libro que más recomiende sea el clásico de Rasmusssen, pero que también me importe alguien como Gensler.

Por otro lado, también pienso a menudo que es muy probable que esté completamente equivocado. Al fin y al cabo los premios, las escuelas, las revistas, los colegas me contradicen, con muy pocas excepciones. ¿Quién es uno para tener razón en algo que le sobrepasa tantísimo?

Con todo lo dicho sólo pretendo explicar porqué “Tocando el mundo”, recién editado, es el libro de arquitectura que más me ha gustado de los últimos años, por qué las seis conferencias en que se divide ese todo me han resultado tan inspiradoras como hermosas. Que mis humildes opiniones encuentren un reflejo, aunque sea pálido, en la sólida teoría de un verdadero sabio como Juhani Pallasmaa, me compensan el esfuerzo de tantos años. Todo ese ideario de sinceridad y consecuencia, de escala humana y servicio, está aquí propuesto con magníficas formulaciones, bellas citas y poderosas imágenes. Lo que yo solo he sido capaz de intuir, está aquí expresado, razonado y argumentado como solo un Maestro puede hacer.

El poder del ambiente, la incorporación del tiempo, el pensamiento difuso, la incertidumbre, la empatía y la tradición son las claves sobre las que reflexionar, ir y volver.

Seis líneas de argumentos que se entrelazan y forman un mensaje tan necesario. La mejor arquitectura será aquella que lo escuche.

My disagreement with much of contemporary architecture lasts for many years, as those who treat me know. My students especially suffer it, to whom I harangue course after course trying to avoid themselves to be seduced by the coated paper of the magazines and considering the profession from assumptions of honesty and service. "Designing is an intellectual process that can only be mastered individually", "architecture is a basically local phenomenon that needs to be related to a tradition as much as to a place", "the contempt of anthropology only leads to failure". I passionately repeat slogans like these and spend hours looking for examples that illustrate them, I compare the cold machine of living (Villa Saboya) with the humanity of a true home (Villa Mairea). And above all, I insist on the supreme principle of the best architecture: having been thought from experience, having put the user of our building at the center of the problem. Hence, the book I recommend the most is the Rasmusssen classic, but I also care about someone like Gensler.

On the other hand, I also often think that it is very likely that I am completely wrong. After all, awards, schools, magazines, colleagues contradict me, with very few exceptions. Who is one to be right about something that surpasses him so much?

With all that said, I only try to explain why “Touching the world”, recently published, is the architecture book that I have liked the most in recent years, why the six conferences into which this whole is divided have been as inspiring as they are beautiful . That my humble opinions find a reflection, albeit pale, in the solid theory of a true sage like Juhani Pallasmaa, compensate me for the effort of so many years. All this ideology of sincerity and consequence, of human scale and service, is proposed here with magnificent formulations, beautiful quotes and powerful images. What I have only been able to intuit, is here expressed, reasoned and argued as only a Master can do.

The power of the environment, the incorporation of time, diffuse thought, uncertainty, empathy and tradition are the keys on which to reflect, go and return.

Six lines of arguments that intertwine and form a much-needed message. The best architecture will be the one that listens to it.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios
Deja un comentario
Posts relacionados
Sin imagen
04Abril
Leer más

APROVECHANDO LA COYUNTURA

Carlos Javier Irisarri Martínez Profesor de Deontología e Historia del Arte y Arquitectura

Blog Club de ArquiLectura

A aquellos que se consuelan pensando que una...

Leer más
Sin imagen
23Mayo
Leer más

EL NOBLE ACTO DE CONSTRUIR = THE NOBLE ACT OF BUILDING

Carlos Javier Irisarri Martínez Profesor de Deontología e Historia del Arte y Arquitectura

Blog Club de ArquiLectura

La vorágine edificatoria en que hemos vivido...

Leer más
Sin imagen
21Noviembre
Leer más

Hoy hablamos de MI LIBRO

Carlos Javier Irisarri Martínez Profesor de Deontología e Historia del Arte y Arquitectura

Blog Club de ArquiLectura

Leer más