UEM

La empresa es un mundo, y el mundo es una empresa

Temas de actualidad económica y empresarial nacional e internacional, organización, dirección y estrategia empresarial, panorama y nuevas tendencias en los negocios, emprendimiento, capital humano.

29 Septiembre 2017 10:18 am Responder

Felicidades por el artículo Máximo. Ciertamente cuando se valoran empresas, es muy importante distinguir PRECIO de VALOR. El refranero popular anónimo dice que "solo el necio confunde precio con valor". A grandes rasgos, podríamos definir el PRECIO como el punto de equilibrio donde oferta y demanda se ponen de acuerdo en cerrar una transacción (como reflejan los precios de cotización de las acciones bursátiles en mercado), mientras que VALOR, aunque hay muchas metodologías para calcular éste, se define como la capacidad futura que tiene un negocio o proyecto de generar flujos de caja (método de descuentos de flujos de caja). Parece por tanto claro, que aquellas empresas cuyo VALOR sea superior al PRECIO, deberán ser compradas (o mantenidas en cartera), y aquellas donde el VALOR sea inferior al PRECIO deberán ser vendidas (o no entrar en ese valor). La teoría parece por tanto sencilla, pero es aquí donde radica el valor que aportan los gestores "VALUE" o que siguen una metodología de inversión por análisis fundamental (como Warren Buffet, que desde los años 60 presenta rentabilidades anuales del orden del 20%). El verdadero reto es ser capaces de proyectar a futuro (entre 5-10 años) los flujos de caja que generará un negocio o proyecto (así como estimar el crecimiento de éstos a perpetuidad-valor residual), así como los riesgos que pueden impactar en el negocio y hacer que esos potenciales flujos de caja no se hagan realidad, y por tanto teniendo la empresa un valor inferior. Y es aquí donde radica la diferencia entre los gestores excepcionales y los mediocres, la fiabilidad de su metodología/algoritmo para entender la generación de flujos de caja y su fiabilidad. Ciertamente, cualquier elemento intangible (por ejemplo una marca), debe de estar asociada a una generación de caja futura, así como otros intangibles. Recomendaría revisar el informe de Intebrand que habla de valores de marca. La compra de un futbolista como Neymar por 220 millones, deberá estar asociada por tanto, a elementos de generación de caja vía camisetas, venta de entradas, negociación derechos de TV, publicidad asociada, etc... Para aquellos interesados en profundizar en el tema de valoración, recomendaros profundizar en temas como Enteprise Value (EV) y Valor Intrínseco, valoración por descuento de flujos de caja y por múltiplos comparable, porque como alguien dijo alguna vez (Wilde): "Hoy en día el hombre conoce el precio de todo y el valor de nada", y es aquí donde radica lo importante...