UEM

Club de ArquiLectura

"Hay muchas veces libros sin Doctor que los lea; hay también otras Doctores que carecen de Libros: lo uno y lo otro es perjudicial en la República, y así en la Arquitectura si no se leen son superfluos los Libros". (Juan Caramuel, 1678)

LA MEDIDA DEL HOMBRE

Carlos Javier Irisarri Martínez Profesor de Deontología e Historia del Arte y Arquitectura Blog Club de ArquiLectura Publicado 06 Junio 2012

Uno de los pilares que sustenta al habitante de la contracultura es el rechazo al consumo, obligándole a la búsqueda de la mayor autosuficiencia posible. Así, en las comunidades de los 60 y los 70 la fabricación propia de muebles o ropa era algo habitual, lo cual explica el éxito que tuvo entre estos hippies el libro que os traigo este mes. Se trata, evidentemente, de un tratado de ergonomía, avalado por su publicación en ininterrumpidas ediciones desde los años 40 hasta la actualidad.

La portada que ilustra el post es precisamente la de la edición que podía encontrarse en cualquier comuna norteamericana, como referencia indiscutible de las medidas del hombre… y de la mujer. Porque pese al título (la edición actual ya incorpora en el mismo ambos géneros, por cierto), el tratado no deja de asumir las diferencias ergonómicas que se puedan presentar por razón de sexo. De hecho, una de sus singularidades es anexar sendos desplegables a tamaño natural de Josephine y Joe, nombre con los que se bautizan los ciudadanos dimensionalmente medios. Como una ayuda más al diseñador, éste puede tener ambos modelos pinchados en su pared, siempre dispuestos a que se les tome la medida que haga falta. Antropología inmediata, no cabe duda.

El autor, Henry Dreyfuss, fue fundador de una firma de diseño industrial de gran éxito que aun sigue operativa; clientes de renombre y productos de gran difusión certifican la calidad de su trabajo. Ésta se traslada al libro que nos ocupa, estructurado como un kit de aplicación directa: un folleto de fundamentación teórica, fichas temáticas con los gráficos y esquemas y desplegables a escala real.

Resulta también singular que el concepto de ergonomía utilizado vaya mucho más allá de otros trabajos, al añadir al mundo dimensional las necesidades de la percepción desde cualquiera de los sentidos. Un ejemplo puntual puede ser el estudio reflejado sobre las necesidades a cubrir por diales e indicadores mecánicos para que su lectura e interpretación sea inmediata por parte del usuario, buscando la máxima pregnancia.

Con todo lo dicho, no resulta extraño que el tratado se abra precisamente con un esquema circular modélico, en el que se sistematiza, mide y limita el impacto exterior sobre el ser humano desde todos los aspectos posibles: temperatura, radiaciones de muy diversas fuentes, ruido, presión atmosférica… ¡hasta la aceleración gravitatoria!

El Ser Humano vuelve a ser el centro del Universo, pero ya no está solo en el círculo vitrubiano donde lo abandonaba la interpretación renacentista, sino que ahora reconoce con humildad que se expone inevitablemente a la influencia de su entorno (y además, acompañado por su pareja). Y esto son señales inequívocas de que, aunque sea muy despacio, se avanza hacia la felicidad. ¿O no?

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios
Deja un comentario
Posts relacionados
Sin imagen
15Julio
Leer más

Objectives

Leer más

Sin imagen
27Julio
Leer más

Meltdown

Leer más

Sin imagen
28Enero
Leer más

Reading and Writing

You've been studying English for years now, practically all your life. You're an expert at "fill in the blanks" and can look at a "right...
Leer más