UEM

Club de ArquiLectura

"Hay muchas veces libros sin Doctor que los lea; hay también otras Doctores que carecen de Libros: lo uno y lo otro es perjudicial en la República, y así en la Arquitectura si no se leen son superfluos los Libros". (Juan Caramuel, 1678)

LA ARQUITECTURA ES PARA DISFRUTARLA

Carlos Javier Irisarri Martínez Profesor de Deontología e Historia del Arte y Arquitectura Blog Club de ArquiLectura Publicado 21 Febrero 2012

No deja de sorprenderme que mientras el ciudadano medio es capaz de hacer largas colas para la exposición de moda o de llenar los abundantes conciertos que se programan actualmente, sea en cambio tan reacio a incluir en su disfrute intelectual a esa madre de las Bellas Artes que es la Arquitectura. Prometo que no es éste un pensamiento corporativo, ya que estoy convencido de que más allá de una profesión o incluso de su evidente utilidad, la Arquitectura es para disfrutarla, como se disfruta un cuadro, una sinfonía o un libro. Es cierto que el aprecio de un edificio requiere preparación, pero también lo requiere cualquier otra cosa, hasta un plato de alta cocina.

 

Sin embargo, ese ciudadano medio no pasa más allá de comparar la foto de su guía de viaje con el edificio original, para quedarse tranquilo y volverse a casa con la seguridad de que vio lo que había que ver. Bien es cierto que la guía de viaje no le ha ofrecido mucho más que esa foto, un dibujito de la planta no mayor que un sello y un par de anécdotas curiosas, eso sí, correctamente fechadas. ¿Hay algo en el discurso de los guías de El Escorial, por poner un ejemplo, que refiera realmente a la Arquitectura, a cualidades espaciales, compositivas, constructivas?

Digo todo esto porque la Arquilectura de este post es probablemente uno de los libros que mejor introduce al lector en este disfrute, en esta experiencia de lo construido. De hecho, su título, La experiencia de la Arquitectura (S. E. Rasmussen, editorial Reverté, ISBN: 8429121056 ISBN-13: 9788429121056) no puede ser más claro. Es, de hecho, un libro escrito para no profesionales, una guía para cualquier persona que quiera elevar su nivel cultural y más aún, que quiera aprender a experimentar un edificio. Para un estudiante de Arquitectura, se convierte además en una lectura obligatoria, imprescindible en cualquier curso.

Con una enorme variedad de ejemplos, el autor es capaz de descomponer ese sentir el espacio en sus diferentes elementos, aislando cada componente de la experiencia completa para su reflexión. Así, se van sucediendo capítulos dedicados al sólido y al vacío, al contraste, al color, a la proporción, al ritmo, a la textura,… a todas aquellas cualidades que realmente definen lo construido, mucho más allá de unos datos históricos y unas anécdotas intrascendentes. Incluso se habla del sonido, porque los edificios suenan... como se cuenta en mi capítulo preferido, quizá por tratar un tema generalmente olvidado en los libros de teoría arquitectónica.

Creo que hacen falta más libros de este tipo, más libros que sigan la estela de las legendarias misiones de arte, más libros que permitan que la Arquitectura sea para todos, y no un patrimonio escondido en el papel cuché de revistas de interés cada vez más limitado o una anécdota más en el viaje del turista.

Pensad sobre ello. Y a leer, mientras tanto.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios
Deja un comentario
Posts relacionados
Sin imagen
15Julio
Leer más

Objectives

Leer más

Sin imagen
27Julio
Leer más

Meltdown

Leer más

Sin imagen
28Enero
Leer más

Reading and Writing

You've been studying English for years now, practically all your life. You're an expert at "fill in the blanks" and can look at a "right...
Leer más