UEM

Club de ArquiLectura

"Hay muchas veces libros sin Doctor que los lea; hay también otras Doctores que carecen de Libros: lo uno y lo otro es perjudicial en la República, y así en la Arquitectura si no se leen son superfluos los Libros". (Juan Caramuel, 1678)

APROVECHANDO LA COYUNTURA

Carlos Javier Irisarri Martínez Profesor de Deontología e Historia del Arte y Arquitectura Blog Club de ArquiLectura Publicado 04 Abril 2012

A aquellos que se consuelan pensando que una vez más estamos en el fondo de la sinusoide, y que los que aguanten podrán estar arriba de nuevo, siento decepcionarles, ya que me temo que no estamos en un ciclo más, sino en un cambio radical de factores ambientales. Hablo de la esfera inmobiliaria, aunque seguramente se pueda aplicar a ámbitos más amplios. Las condiciones ambientales están cambiando de forma radical; vamos, que si estábamos acostumbrados a la atmósfera de Marte, más nos vale ir acostumbrándonos a la de Venus, que nos guste o no estamos cambiando de planeta.

Nuestra supervivencia no es una cuestión de aguantar, de mantener el estudio abierto contra viento y marea, en espera de que vuelva una normalidad que nunca ha sido tal. La supervivencia ahora pasa inevitablemente por la adaptación a ese nuevo planeta en el que estamos aterrizando y lo que toca es, inevitablemente, prepararse para él.

Esta misma realidad, demoledora, la entendieron hace más de sesenta años un grupo de técnicos ingleses, arquitectos, urbanistas, ingenieros, que no se resignaron al forzoso parón que supuso la IIWW, y que no se limitaron a esperar a que todo volviera a su sitio. Conscientes de que las cosas nunca iban a ser iguales, decidieron aprovechar el momento para sentar las bases de una nueva realidad y no dejar que ésta se construyera sola. Así, entendieron que la coyuntura era también una oportunidad de dirigir el cambio, de colaborar en la creación de un nuevo modelo de ciudad, de definir desde postulados positivos la nueva forma de vida cuando llegara la paz y tocara construir de nuevo.

Fruto de ello es el libro de este mes, “Cuando construyamos otra vez”, una obra de una enorme influencia en la siguiente generación de urbanistas ingleses y en sus interesantes trabajos, y en la que se expresan de forma brillante las conclusiones de ese equipo de profesionales. En él se estudia de forma ejemplar la que se considera una ciudad-tipo –eligiendo, en concreto, Birmingham- para pasar a proponer nuevas formas de desarrollo urbano, de vivienda, de dimensionar las necesidades de infraestructuras. Su edición es, además, totalmente anónima, para resaltar su carácter de obra colectiva (aunque sí se sepa que sus fotografías fueron hechas por el gran Bill Brand) y puesta a disposición de quien pueda necesitarla.

Sin duda, es un modelo de rigor en el análisis urbano y en el establecimiento de propuestas, pero también es modélico en la forma de presentación, en el grafismo empleado, en la claridad de esquemas y mapas.

Los autores de este libro vieron en el parón que les trajo la guerra, e incluso en la destrucción que el “blitz” suponía, una oportunidad de reflexionar sin prisas y analizar los errores cometidos, de plantear nuevos esquemas y de pensar cómo debían ser los hábitats urbanos del futuro. Parece una actitud más que conveniente, ahora que aquí también está lloviendo a mares sobre el ladrillo.

 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios
Deja un comentario
Posts relacionados
Sin imagen
03Febrero
Leer más

La pereza de las vacaciones

Hace escasamente ocho días fue el retorno de las vacaciones de Semana Santa. Todo el mundo llegó eufórico. No es extraño, el descanso sienta bien....
Leer más
Sin imagen
03Febrero
Leer más

Por un vaso de leche

En un comedor cualquiera de una residencia cualquiera, dos compañeras charlan mientras cenan....
Leer más
Sin imagen
03Febrero
Leer más

Mamá quiero ser artista

María vino a Madrid a triunfar. Lleva toda su vida bailando, es lo que mejor sabe hacer. Su sueño es estudiar Artes Escénicas, algo así como la...
Leer más