UEM

La empresa es un mundo, y el mundo es una empresa

Temas de actualidad económica y empresarial nacional e internacional, organización, dirección y estrategia empresarial, panorama y nuevas tendencias en los negocios, emprendimiento, capital humano.

GUÍA PARA ELABORAR UN PLAN DE EMPRESA

Máximo Cortés Navajas Prof. Dr. D. Empresa Blog La empresa es un mundo, y el mundo es una empresa Publicado 29 Junio 2018

Tras haber reflejado en los artículos precedentes del blog la importancia de preparar y elaborar un plan de empresa en el proceso de creación de un negocio, e indicar a su vez una serie de recomendaciones a tener en cuenta en su realización, en este nuevo post se establecen los principales aspectos y contenidos que deben figurar en el documento o proyecto.

La propuesta que aquí se expone, está enfocada a la presentación de un plan de empresa completo y pormenorizado. Los contenidos se indican de forma genérica, teniendo en cada caso que adaptar el modelo en función de los requerimientos y de las necesidades específicas del proyecto, determinando los epígrafes y apartados que se consideren oportunos a partir de esta guía.

GUÍA PLAN DE EMPRESA

Prólogo o Introducción

Se indica la finalidad del plan de negocio, quién lo ha realizado, cuándo y metodología utilizada.

Resumen ejecutivo

Es una síntesis o fotografía de todo el proyecto; en unas 300 palabras se describe el proyecto, (actividad, productos, mercado objetivo, características diferenciales, etc.) y se aportan los principales datos sobre inversión a realizar, financiación y resultados esperados.

Presentación del proyecto

Aquí se indican aspectos sobre: denominación de la empresa, socios promotores, origen de la idea, razones y motivos, objetivos y propuestas del proyecto empresarial.

La actividad de la empresa: el producto o el servicio

Descripción de las características de los producto, servicios o negocios propios de la actividad de la empresa, recalcando los aspectos diferenciadores respecto a posibles competidores y las innovaciones aportadas. Se determina el público objetivo y las necesidades que cubren. 

Normas que regulan la fabricación o comercialización del producto o la prestación del servicio. Necesidades tecnológicas para la explotación del negocio. Protección jurídica, patentes, marcas registradas.

Identificación y análisis del mercado 

Definición y estudio del mercado al que se dirigirá el producto o el servicio. Análisis del entorno macroeconómico, del sector y de las previsiones de evolución del mercado. Identificación y estudio pormenorizado de la competencia directa e indirecta, y análisis comparativo. Participación prevista en el mercado. (se recomienda en esta parte implementar un análisis PESTEL, análisis de las fuerzas competitivas de Porter, análisis DAFO y un modelo Canvas).

Marketing y comercialización

Descripción del marketing mix: propiedades y formato del producto o servicio, políticas de marca, precio de venta y política de precios, canales de distribución, red comercial, localizaciones de puntos de venta, estrategia de comunicación y acciones de promoción (detallar plan de comunicación y presupuesto).

Previsiones de ventas (recomendable realizarlas en varios escenarios: pesimista, más probable, optimista). Garantías, servicio técnico, atención al cliente y servicio post-venta.

Operaciones y producción

Determinación del proceso de fabricación o de prestación de servicio; características y requisitos, instalaciones y equipos necesarios, aprovisionamiento y proveedores. Gestión de stocks. Cálculo de costes. Control de calidad y certificaciones pretendidas. Sistemas operativos. Fecha de puesta en marcha y programación de actividades.

Localización: Terrenos, edificios e instalaciones (características y ubicaciones). Comunicaciones e infraestructura.

Organización y Recursos Humanos

Puestos de trabajo a crear, perfiles, categorías y asignación de responsabilidades. Organigrama representativo. Comunicación interna. Selección del personal, formas de contratación, política de retribución. Previsiones de crecimiento del empleo. “Externalización” de actividades, subcontratación, empresas colaboradas.

Análisis Económico-Financiero 

Necesidades económicas del proyecto, inversión a realizar. Cómo se financia: recursos propios y ajenos, ayudas públicas, etc. Selección de fuentes de financiación (banca oficial, banca privada, sociedades de leasing, etc.). Cuadros de amortización, previsión de tesorería, cuenta de resultados previsional, balance previsional (3 años). Rentabilidad del proyecto, ratios financieros, VAN, TIR, plazo de recuperación, punto de equilibrio, etc. 

Aspectos jurídicos y fiscales del proyecto

Elección de la forma jurídica y justificación de la elección, reparto accionarial y administradores, régimen fiscal aplicable y ventajas fiscales, trámites administrativos a realizar. Seguros, licencias, contratos mercantiles. Obligaciones de la empresa (contables, fiscales, laborales, etc.).

Imagen Corporativa y Responsabilidad Social

Página Web e imagen corporativa (logo, rotulaciones, cartelería, etc.). Gestión de la calidad. Responsabilidad social. Código buen gobierno.  

Plan de expansión 

Objetivos y metas a largo plazo. Plan de crecimiento, salida a nuevos mercados, internacionalización, nuevos productos, etc.

Conclusiones

Valoración del riesgo global del proyecto. Toma de decisiones sobre la viabilidad del mismo, argumentando dicha decisión. Consideraciones finales y aportaciones personales.

 _____________

Junto a estos contenidos, la presentación del documento o informe deberá completarse con una adecuada portada, el índice de contenidos, bibliografía y anexos que se consideren de interés. Confiamos en que esta guía sirva de apoyo y orientación a estudiantes y emprendedores para sus proyectos empresariales. Mucho ánimo en el intento.

 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios (3)
Roberto Soto (no verificado)
9 Julio 2018 09:21 am Responder

Estoy muy de acuerdo con lo que se indica en el artículo, creo que uno de los problemas principales cuando se emprende es no pararse a pensar en la cantidad de aspectos que hay que tener en cuenta para que un negocio funcione. Por eso, hacer un business plan completo como el que se aquí se refleja, es fundamental, te va a marcar tus posibilidades y te va a servir para darte cuente de si estás preparado y en condiciones de acometer el proyecto.

Pablo Pérez (no verificado)
25 Julio 2018 07:35 pm Responder

Hacer un buen plan de empresa te permite sin duda realizar una autoevaluación de tus capacidades para planificar, organizar, y plantear estrategias. La capacidad para gestionar y solucionar los problemas cotidianos en los negocios, ya se verá realmente en la práctica.

María Gómez (no verificado)
26 Julio 2018 01:15 pm Responder

Me ha resultado muy útil la información aportada en estos artículos sobre el plan de empresa, y ya estoy aplicando las pautas indicadas a un proyecto empresarial basado en nuevas tecnologías, para presentarlo próximamente a un concurso de emprendimiento. Muchas gracias por la información.

Deja un comentario