UEM

La empresa es un mundo, y el mundo es una empresa

Temas de actualidad económica y empresarial nacional e internacional, organización, dirección y estrategia empresarial, panorama y nuevas tendencias en los negocios, emprendimiento, capital humano.

DIEZ RECOMENDACIONES PARA HACER UN PLAN DE EMPRESA

Máximo Cortés Navajas Prof. Dr. D. Empresa Blog La empresa es un mundo, y el mundo es una empresa Publicado 10 Mayo 2018

¿Cuáles son los aspectos claves que deben incluirse en un plan de empresa? ¿Cómo hay que estructurar un plan de empresa? Suelen ser preguntas recurrentes, tanto si dicho plan se elabora para un proyecto de emprendimiento real o bien para un trabajo de corte académico. Como ya se señalaba en el anterior artículo del blog (enlace: "La importancia del plan de empresa"), el formato y contenido tendrá que adaptarse al enfoque, tipología de negocio, y utilidad final, por lo que no existe un único traje para vestirle, si bien, habrá aspectos comunes y evidentes que necesitaran incluirse en cualquier plan de empresa que se precie.

A través del ese plan de negocio, se busca demostrar la viabilidad técnica, comercial, legal, financiera y económica del mismo. El proyecto tiene que evidenciar profesionalidad por parte de los que lo realizan y transmitir fiabilidad y credibilidad de cara a posibles evaluadores, inversores o financiadores. Los primeros que tienen que creer en él son los propios promotores; además, deberán disponer de las habilidades y capacidades necesarias para saber defenderlo convenientemente.

Se destacan a continuación las siguientes recomendaciones generales y aspectos a tener en cuenta para su planteamiento y elaboración:

1.-El documento tiene que dejar muy claro desde el principio en qué consiste la idea en la que se basa el producto o negocio y cómo se va a desarrollar. Los planes de empresa en los que hay que leer muchas páginas para enterarse de qué va el asunto, terminan por no funcionar.

2.-Determinar con claridad y contundencia el valor diferencial del negocio a desarrollar, los aspectos que diferencian esa propuesta de otras similares. Habría que justificar y responder a la cuestión de: ¿por qué los consumidores van a comprarnos a nosotros y no a otros? Esto se hace más palpable y necesario en negocios donde existe mucha competitividad y pocos grados de innovación.

3.-Demostrar que detrás de esa posible buena idea, hay un equipo de trabajo ilusionado y competente que lo va a llevar a buen puerto. Los medios disponibles son muy importantes, pero las personas que están detrás, gestionando y funcionado, son decisivas. Y aquí hay que referirse a todos los implicados: socios promotores, empleados y colaboradores.

4.-Se pueden poner ciertas dosis de intuición, pero también nos tendremos que basar en datos objetivos, por lo que es necesario siempre analizar el entorno, el mercado, el sector y la competencia. A partir de aquí, se define el público objetivo y se dimensiona el mercado potencial y, en función de las expectativas del producto o servicio, junto a la naturaleza y el nivel de los gastos comerciales y publicitarios previstos, se establecen las necesarias estimaciones de ventas.

5.-Para apoyar estas estimaciones y determinar las expectativas, es muy conveniente y a veces imprescindible, hacer un sondeo para comprobar la aceptación por parte del público objetivo y testar en lo posible el producto o servicio, aunque sea en modo prototipo. Es necesario calcular el coste de captación de cada cliente, comprobando la relación entre lo invertido para promover, difundir y publicitar el producto, en relación con los clientes que se van captando. En proyectos de empresas de nueva creación, la web, los canales online y las redes sociales tendrán especial relevancia.

7.-Es importante incluir un análisis DAFO donde se reflejen los puntos fuertes y las debilidades o carencias a subsanar, así como desde el punto de vista externo, las distintas amenazas y oportunidades a explorar. También, recurrir al método CANVAS o procedimiento similar, para hacer una presentación resumida del modelo de negocio, indicado la oferta propuesta, la relación y vinculación con los clientes, los canales de comunicación y distribución, los recursos y actividades claves, los partners o colaboradores, las inversiones y los costes a asumir, y los flujos de ingresos previstos.

8.-Si se trata de un trabajo académico, como un proyecto de fin de titulación, conviene incluir herramientas de análisis del “macroentorno”, como PESTEL o análisis de Porter de las 5 fuerzas competitivas, además de un completo análisis económico-financiero donde se expongan las distintas cuentas financieras previsionales, estimadas a 3 o 4 años, así como los correspondientes ratios e indicadores. Todo ello convenientemente comentado y reflejado de forma clara, sin excesivos engorros que hagan inteligibles los datos calculados.

9.-En los planes, tienen especial importancia el resumen ejecutivo (ubicado en el inicio) y las conclusiones, por lo que hay que poner especial cuidado en su elaboración. Normalmente, es lo que suelen leerse primero los posibles interesados o destinatarios, para tomar conciencia del valor de ese proyecto. El resumen ejecutivo no debe extenderse más de página y media, debe expresar la misión y visión del modelo de negocio y una síntesis del funcionamiento, añadiendo al final datos financieros (inversión total, cómo se financia, rentabilidad esperada). En cuanto a las conclusiones, tienen que servir como alegato final para terminar de vender la idea y la viabilidad de la misma.

10.-Junto a la cuidada presentación escrita del documento, no se puede escapar la importancia de saber transmitir y comunicar la esencia y el fondo de la cuestión, a la hora de presentar o exponer el proyecto. Va a ser fundamental convencer a propios y ajenos. Esas habilidades de comunicación tendrán que potenciarse aún más si, el negocio, pasa del papel a la realidad y se pone en marcha. Igualmente, hay que saber escuchar y pedir consejo oportuno a tutores, profesores, empresarios y asesores, recurriendo a ellos de la forma más conveniente en cada caso.

Expuestas estas recomendaciones, en el próximo artículo del blog propondremos una posible estructura con los correspondientes apartados que se deberían incluir en un plan de empresa.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios (3)
SARA RUBIO (no verificado)
4 Junio 2018 03:46 pm Responder

Me ha parecido muy interesante el artículo y muy aplicables las recomendaciones realizadas a la hora de elaborar un plan de empresa, teniendo en cuenta las dificultades internas y externas a las que se enfrenta cualquier persona que quiere llevar a cabo un proyecto de emprendimiento como es mi caso, y tendré en cuenta todas estas observaciones.

Muy útil la información. Gracias por compartirlo.

PAULA N. GÓMEZ (no verificado)
18 Junio 2018 02:44 pm Responder

Me ha resultado de gran ayuda este artículo y el anterior del blog, al menos para saber cómo plantear el plan de empresa, saber cómo encauzarlo y determinar los objetivos que hay que conseguir cuando se elabora un informe o proyecto de este tipo.

Deja un comentario
Posts relacionados
Sin imagen
15Julio
Leer más

Objectives

Leer más

Sin imagen
27Julio
Leer más

Meltdown

Leer más

Sin imagen
28Diciembre
Leer más

One evening in Decemberr

One evening in December 2012, a small group of teachers and students from the School of Arts and Communications at UEM were given a private tour of...
Leer más