UEM

El blog del experto

Ponte al día en El blog del experto de todos los temas de actualidad que te interesan, de todas las materias que puedas imaginar. 

Nominados a los Oscar 2017: música y nostalgia en La la Trump

Universidad Europea administrador Blog El blog del experto Published 23 February 2017

Una entrega de premios puede convertirse en algo rutinario. Cada año hay que elegir al mejor aunque durante los doce últimos meses no haya habido nada realmente sobresaliente. Y, claro, lo sobresaliente es una cuestión puramente subjetiva. ¿Acaso Kevin Costner fue mejor director en Bailando con lobos que Martin Scorsese en Uno de los nuestros? ¿Realmente creen que Hitchcock nunca realizó una película merecedora de ganar un Oscar? Pero los Oscar no son tanto sobre la excelencia artística, aunque también, como sobre el espectáculo, la emoción y la sorpresa. Y este año promete ser de los buenos…

Ya es un cliché más que contrastado que los Globos de Oro son la antesala de los Oscar y por ellos podemos deducir dos cosas: La la land va a ser la triunfadora de la noche y Donald Trump el personaje más citado y menos aplaudido. Comenzando por la segunda, sólo hay que recordar la repercusión del discurso de agradecimiento de Meryl Streep al recoger hace unas semanas su Globo de oro honorífico. El mensaje pro inmigrantes fue aplaudido a rabiar por los presentes, las redes sociales y los medios de comunicación. El mundo se sintió tocado por la bondad y sentimiento de la actriz contra la política autártica de la Administración Trump mientras que el presidente tuiteaba sobre la escasa calidad artística de Streep. Si tenemos en cuenta que otro de los momentos más comentados y compartidos en redes sociales fue el pasional discurso contra el bully Trump de David Harbour de la serie Stranger Things, no es una apuesta muy arriesgada decir que este año los premios de la academia estadounidense van a tener un regusto a los Goya más reivindicativos.

En cuanto a los premios en sí, todas las quinielas apuntan al musical de Damien Chazelle como la que se llevará el gato al agua. Las 14 nominaciones de La la land le permiten no tener que hacer pleno para ser la ganadora de la noche. La película protagonizada por Ryan Goslin y Emma Stone (nominados al oscar 2017 como mejor actor y actriz) es una oda al cine musical clásico. La estética y las coreografías llevan al espectador a momentos pasados (¿mejores?) junto a Gene Keely cuando cantábamos bajo la lluvia o descubríamos New York con nuestro traje de marinero. Esta melancolía es la misma que desprenden los personajes durante todo el film (final incluido, sin spoilers). Personajes que por momentos parecen vivir una realidad que les viene grande, donde deben tomar decisiones complejas que les desbordan o bloquean. Esta melancolía e incapacidad para tener una felicidad plena (impensable en el Hollywood mainstream de hace unos años) bien puede ser la certificación cultural de la muerte del sueño americano. En La la land las calles no están pavimentadas de oro y los soñadores no se llevan a la chica. Chazelle nos dice que no es suficiente con desear algo, hay que esforzarse y tener esa pizca de suerte que tienen los que son capaces de hacer lo primero. La realidad golpea a los personajes de la película como los tuits de Trump a una sociedad estadounidense (¿y mundial?) que ha vivido acomodada y aletargada en la ilusión de “eso no me va a pasar a mí por muy mal que vayan las cosas”.la la land 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Moonlight (Barry Jenkins) con 8 nominaciones, Manchester by the sea (Kenneth Lonergan) con 6 nominaciones y Fences (Denzel Washington) con 4 nominaciones también trazan unos personajes de algún modo perdidos o desconcertados por golpes de realidad que les superan por momentos. Quizás la sorprendente Arrival (Denis Villeneuve) es la más ambivalente en este aspecto. Si bien los personajes conviven en un mundo complejo e injusto que muchas veces les desborda y donde la pérdida y la melancolía están en primer plano, esto se conjuga con un mensaje de unidad, superación y esperanza que a muchos les hizo salir reconfortados de la sala de cine.

Para terminar, no hay que restar importancia a la gran cantidad de nominados negros en esta edición. Tras la polémica y boicot de la pasada edición por no contar con ningún nominado afroamericano, este año la academia parece querer resarcirse. Tres de las seis nominadas a mejor película se centran en historias sobre negros (Fences, Moonlight y Talentos ocultos). También son negros 6 de los 20 actores y actrices nominados (Denzel Washington a mejor actor principal por Fences y Ruth Negga a mejor actriz principal por Loving, entre otros). Del mismo, destacan la nominación del director afroamericano Barry Jenkins por Moonlight o los nominados a mejor documental I´m not your Negro (Raoul Peck) y O.J.: Made in America (Ezra Edelman). 

Como broche final, no quiten ojo a la entrega del Oscar al mejor cortometraje de ficción donde Juanjo Giménez Peña con su obra Timecode se presenta como a la preciada estatuilla.

 

Rodrigo Mesonero - Profesor de Ciencias de la Comunicación

Share in Twitter Share in Facebook Share in LinkedIn
Comments
Leave a comment
Related posts
Sin imagen
15July
Read More

Objectives

Read More

Sin imagen
27July
Read More

Meltdown

Read More

Sin imagen
28January
Read More

Reading and Writing

You've been studying English for years now, practically all your life. You're an expert at "fill in the blanks" and can look at a "right...
Read More