UEM

Deja que te cuente mi historia

Lo primero de todo, y antes de hablar sobre mi, es presentar a los verdaderos protagonistas de este blog: mis amigos. Personas con las que convivo y en las que me baso para crear un conjunto de personajes. Unos llegan y se van, otros se quedan un poco mas, algunos vuleven pasado un tiempo, y luego están los que siempre permanecen a tu lado. Ellos no existen, pero lo parece; y las historietas, anéctodas y problemas que cuentan pueden parecer pura ficción, pero como en las mejores películas...está basado en hechos reales. Y de mi solo decir que tengo 22 años y este año terminé la carrera de Periodismo

Llueve

egarcia . Blog Deja que te cuente mi historia Published 03 February 2009

Al fin ha llovido unos cuantos días seguidos…más bien un par. Y es cuando llueve, cuando nos damos cuenta lo poco que estamos acostumbrados a que caiga agua sobre nuestras cabezas.

No me refiero al terror que surge al volante cuando llueve, que hace que se formen atascos más grandes de los ya por si habituales. Habría que ver a unos cuantos en el norte, donde que no llueva es lo raro…

Me refiero a otros detalles… Por ejemplo, está muy bien el uso del paraguas. Pero me gustaría saber si en la Universidad existe algún paragüero, porque yo aún no he visto ninguno. En ninguna clase lo hay, y me atrevería a decir que en el laboratorio de inglés, donde el dejar las cosas ya es complicado por el poco espacio que hay, tampoco lo hay. Luego pasa lo que pasa. Y es que todas las entradas están mojadas y hay resbalones y supongo que alguna caída.

Pero algo que no entiendo es el motivo de las piedras rojas que cubren los caminos de la Universidad. Para ir de un edificio a otro tienes que ir por ahí…y vale, quedan bien, son bonitas… ¡pero cuando llueve se hacen unos charcos impresionantes!, y todo esto sin contar la odisea de la gente que sale de la residencia con maletas. No hay cosa más incomoda para llevar arrastrando la maleta.

En fin, que nos gustaría que se hiciera algo para evitar que haya tantos charcos (cambiar las piedras rojas y poner un suelo liso y normal), y si no es mucho pedir, que hubiera algún paragüero.

Share in Twitter Share in Facebook Share in LinkedIn
Comments (1)
Ramon (not verified)
5 February 2016 12:22 pm Reply

Toda la razón que tienes... Es más, si por si las piedrecitas ya son pesadas para las maletas y cuando llueve, cuando no también, porque tienes que ir sorteando las "piedras sin piedra", porque si ya de por si faltan bastantes, los huecos entre ellas son bastante considerables. Enhorabuena por tu blog

Leave a comment