UEM

Babel World

El blog del Departamento de Traducción y Comunicación Intercultural (TCI). A través de este blog, nuestro departamento quiere compartir contigo información, reflexiones, comentarios, trucos, sugerencias y datos de interés sobre diferentes aspectos en relación con el Grado en Traducción y Comunicación Intercultural. Te invitamos a que participes y hagas de este blog un espacio vivo y dinámico donde poder intercambiar ideas con el resto de la comunidad en la Red. Al terminar su lectura tendrás la posibilidad de publicar tu post o entry y así ampliar la información difundida.

Alicia Cervera (not verified)
19 April 2016 10:34 am Reply

¡Hola querido lector! Como ya habéis leído unas cuentas opiniones positivas acerca de esta exposición, ahora toca una opinión diferente, aunque sincera y para nada en contra de repetir experiencias como esta, todo lo contrario, pues pienso que son enriquecedoras y nos hacen formarnos una opinión propia y crítica, cosa que considero sumamente importante. Esta exposición me ha recordado a la evolución del arte románico al gótico que estudié el curso pasado en mi colegio. Me gusta mucho la pintura en general, pero esta etapa siempre me ha parecido la más aburrida por lo previsible del tema que trata y por la escasa o nula diferenciación entre el estilo de los artistas. Aunque me parece un modo original e inteligente por parte de la iglesia para llegar a la gente, a mí personalmente no me impresiona en absoluto y en ocasiones incluso me produce rechazo. Pero hay que tener en cuenta que vivimos en un mundo y una sociedad que nos ha acostumbrado a todo lo desagradable o que pueda impresionarnos (noticias de sucesos), por tanto unos “dibujos mal hechos” (como diría cualquiera que no aprecie el trabajo que requieren) no consiguen atraer tanto mi atención como por ejemplo una buena película de Tim Burton, pero esto es debido a que encuentro más interesante el arte como expresión de los sentimientos, emociones y pensamientos del autor, no como propaganda política o religiosa. En definitiva, pienso que las obras de esta exposición tienen mucho valor histórico y cultural, pero no consiguen que me entren ganas de volver a verla.