UEM

Bien informados

Dar respuesta a diferentes situaciones y necesidades relacionadas con la buena información, las bibliotecas y la tecnología.

Avanzar con la ayuda, el trabajo, y la experiencia de otros que se enfrentaron antes a los mismos problemas.

Y enseñar lo aprendido, para ayudar a que otros puedan ayudar.

Revistas académicas secuestradas

Javier Martín Rodríguez Coordinador Biblioteca CRAI Blog Bien informados Published 07 September 2016

El phishing también se utiliza para intentar engañar a los investigadores con el objetivo de que paguen por publicar sus artículos en revistas falsas que aparentan ser auténticas. ¿Quieres saber más sobre el secuestro de revistas?

Las revistas académicas son el medio más utilizado por los investigadores para dar difusión a los resultados de sus investigaciones. Los autores no cobran por la publicación de sus trabajos, es más, en muchas ocasiones tienen que pagar una cuota para poder publicar en ellas sus trabajos sin menoscabo de cumplir con todos los requisitos exigidos por el editor. En estos casos, ¿cómo pueden estar seguros de que han pagado a la revista correcta?

La relevancia de un investigador se mide en gran medida por su producción científica en la que, como todo en la vida, se tienen en cuenta tanto criterios cuantitativos (número de artículos publicados), como cualitativos (calidad de las revistas que publican dichos artículos). La primera parte se puede medir fácilmente, pero, ¿cómo se puede medir la calidad de una revista?

Existen criterios para ello, solo por citar alguno de los más importantes podemos resaltar la evaluación por pares externos, la indización de los artículos a bases de datos que aumenten su difusión, el número de artículos publicados correspondientes a autores que no pertenecen a la organización que edita la revista, o la existencia de un comité editorial compuesto por miembros de varias organizaciones. Mención especial entre estos criterios para los índices de citas, unas herramientas que miden la cantidad de veces que un determinado artículo es citado por otros autores.

Hay muchos índices, pero los más famosos y reconocidos son el JCR (Journal Citation Reports) de Thomson Scientific y SJR (Scimago Journal and Country Rank) de Elsevier. Los índices de citas proporcionan información muy útil para identificar cuáles son las revistas de referencia en una disciplina (las más citadas), y son una parte esencial de los rankings académicos de universidades e instituciones investigadoras.

JCR

Captura de pantalla de JCR (Thomson Reuters)

Estos rankings son de gran utilidad para los investigadores para identificar y elegir las revistas en las que quieren publicar sus trabajos, para las instituciones a las que pertenecen a la hora de valorar la cantidad y calidad de su producción científica, y para la sociedad, prueba de ello es la repercusión en medios de comunicación cada vez que se publica una nueva actualización del Ranking de Shangai o del QS World University Rankings.

Por estos motivos, cuando un investigador tiene que elegir en qué revista publicará su paper, elegirá siempre en primer lugar la que tenga un valor más alto en el JCR y en el SJR.

Como te puedes imaginar hay mucha presión para publicar en revistas de alto impacto, el problema es que los requisitos para publicar en ellas son muy exigentes y el número de artículos publicados en cada número muy reducido.

 
El negocio de los secuestradores de revistas consiste en suplantar la identidad y la imagen de revistas de prestigio incluidas en JCR o SJR. Para ello, los secuestradores crean sitios web que en apariencia se parecen mucho al de la revista original y registran el sitio en un dominio web alternativo cuyo nombre es similar al de la revista original. A continuación, envían publicidad a investigadores suplantando la identidad del editor, informándoles que pueden conseguir la publicación de sus artículos de forma rápida y sencilla en la revista a cambio del pago de una cantidad.
 
Un investigador veterano no caerá en la trampa pero es posible que otros que no tengan su experiencia, ante la posibilidad de publicar su paper en una revista de - supuesto - impacto piquen en el anzuelo. A continuación, vamos a ver un ejemplo que nos va ayudar a distinguir una revista secuestrada (falsa) de la auténtica.
 

Datos de la revista

Estos son los datos de la revista auténtica:

Nombre: Acta Bioethica
Editada por: Centro Interdisciplinario de Estudios en Bioética de la Universidad de Chile
URL: http://www.actabioethica.uchile.cl/index.php/AB/index
ISSN 1726-569X
 

Acta Bioethica original

Y estos son los datos de la revista falsa:

Nombre: Acta Bioethica
Editada por: 
URL: http://actabioethica.org/index.php/AB/index
ISSN: 0717-5906, 1726-569X

Como se puede apreciar, el secuestrador ha copiado el banner de la revista auténtica y la URL de acceso es muy similar.

Acta Bioethica falsa

Política editorial y directrices para autores y revisores

La revista auténtica dispone de una completa política editorial y facilita instrucciones muy claras y precisas tanto a autores como a revisores (sin estos requisitos la revista nunca estaría presente en JCR o SJR).

Política editorial Acta Bioethica autentica

La revista falsa, como cabía esperar, no tiene política editorial.

Política editorial Acta Bioethica falsa

Datos de contacto del editor

La revista auténtica proporciona todo tipo de datos para contactar con el editor y las direcciones de correo electrónico están en el dominio de la Universidad de Chile, la institución que publica la revista.

Datos de contacto Acta Bioethica original

En la revista falsa el secuestrador no se ha tomado tantas molestias, pero ha copiado el nombre del verdadero editor y ha incluido unas direcciones de correo bajo el dominio gmail.com, un claro indicio de suplantación de identidad.

Datos de contacto Acta Bioethica falsa

Pago por publicar

En la revista auténtica no se dice en ningún momento que el autor tenga que pagar para publicar su artículo.

Pagar por publicar Acta Bioethica original

En la revista falsa, el secuestrador ha incluido una opción en el menú denominada "Author fees". En el momento de la consulta este enlace está roto, pero todo parece indicar que si el autor quiere publicar en esta revista tendrá que pagar por ello.

Pagar por publicar Acta Bioethica falsa

Lista de fuentes en las que la revista está indizada

Acta Bioethica es una revista indexada, se denomina así a las revistas incluidas en JCR o SJR, ten en cuenta que además de en ellos, la revista también está indexada en en otros índices y bases de datos en los que se vuelcan sus artículos (referencia y/o texto completo). La revista auténtica resalta en su página principal las fuentes que la indizan.

Fuentes que indexan Acta Bioethica original

La revista falsa también lo hace, pero aprovecha para indicar de forma explícita la posición en JCR e índice H de Scopus. Haciéndolo aumenta la probabilidad de que algún investigador trague el anzuelo.

Fuentes que indexan Acta Bioethica falsa

Registro del nombre de dominio


Según la base de datos de dominios de Domain Tools, el dominio de la revista auténtica pertenece a la Universidad de Chile, la institución que legitimamente publica la revista.

Dominio auténtico

El dominio de la revista falsa ha sido registrado en Turquía, y el propietario ha ocultado deliberadamente sus datos para evitar ser identificado.

Dominio falso

Como puedes ver, los malos no descansan. Si crees que una revista ha podido ser secuestrada, mantén la calma y pregunta a un bibliotecario.
 
Más información sobre el proceso de publicación científica y su evaluación en el Portal de Apoyo a la Investigación de la Universidad Europea. 
 
Más información sobre revistas secuestradas en Sholarly Open Access.

Share in Twitter Share in Facebook Share in LinkedIn
Comments
Leave a comment