UEM

Bien informados

Dar respuesta a diferentes situaciones y necesidades relacionadas con la buena información, las bibliotecas y la tecnología.

Avanzar con la ayuda, el trabajo, y la experiencia de otros que se enfrentaron antes a los mismos problemas.

Y enseñar lo aprendido, para ayudar a que otros puedan ayudar.

Mayday, Mayday, Mayday. Calling all stations

Javier Martín Rodríguez Coordinador Biblioteca CRAI Blog Bien informados Published 30 June 2016

Mayday, Mayday, Mayday.
Calling all stations. 
This is Golf Mike Oscar Victor Juliet.
IMC CU.NIMB.ICING.
In great difficulty. 
Over.

Portada del disco Five Miles Out de Mike Oldfield

Portada de Five Miles Out de Mike Oldfield

Esta estrofa forma parte de la canción Five miles out de Mike Oldfield (1982), en ella se narra la conversación por radio entre el piloto de un pequeño bimotor que se dispone a aterrizar y un controlador de torre de un aeropuerto. Durante la aproximación, el avión se interna en una tormenta y las cosas empeoran rápidamente, el controlador intenta ayudarle pero las condiciones meteorológicas se vuelven muy adversas. En ese momento, el piloto emite una llamada de socorro (en jerga aeronáutica) a todas las estaciones de radio cercanas advirtiendo que navega de forma instrumental sin visibilidad, en medio de una tormenta, y con hielo en las alas.

Es una canción diferente, diferente y compleja, consigue transmitir todo el dramatismo de la situación que contrasta con la voz dulce de Maggie Reilly (seguro que la reconoces por Moonlight shadow). El videoclip no es nada del otro mundo, posiblemente a primeros de los 80 no se podía hacer mucho más desde un punto de vista técnico.

La canción cuenta una historia real que sucedió en agosto de 1980, y cuyo protagonista fue el mismo Mike Oldfield mientras estaba de gira en España, él era el piloto de una pequeña avioneta Piper Navajo que despegó de Barcelona con destino a San Sebastián. Cuando quedaban pocas millas para llegar al destino se desató una fuerte tormenta sobre los Pirineos, al atravesarla mientras se aproximaba al aeropuerto estuvo a punto de estrellarse.

Afortunadamente para los que nos gusta la música de Mike Oldfield todo quedo en un incidente, pero esta anécdota me sirve para dar paso al contenido de esta entrada de Bien informados que como ya sabéis, trata sobre cómo encontrar información, la buena información.

Hoy hablamos sobre fuentes de información relacionadas con la seguridad aérea, y de cómo estas fuentes son un buen ejemplo de transparencia y fiabilidad.

Uno de los maestros sobre aeronáutica forense es Antonio Canto, en su blog La pizarra de Yuri recoge varias entradas sobre la seguridad aérea. En una de ellas, describe la primera investigación documentada sobre un accidente aéreo; se realizó después de una serie de accidentes que comenzaron en 1953, en la India, cuando un De Havilland Comet con 43 personas a bordo se desintegró mientras atravesaba una tormenta. Un año más tarde, otro avión del mismo modelo que volaba con destino a Londres se estrelló cerca de la isla de Elba sin motivo aparente. Pocos meses después, otro Havilland Comet se desintegró en medio del Mediterráneo en un vuelo entre Ciampino (Roma) y El Cairo. Sin duda extraños accidentes en los que el protagonista siempre era el mismo modelo de avión.

Por entonces no existían las cajas negras, así que se puso en marcha una compleja investigación para averiguar qué había sucedido. La comisión encargada de esclarecer lo sucedido utilizó un Comet donado por la compañía BOAC para hacer pruebas que ayudasen a determinar la causa de los accidentes.

Las características de los siniestros hacían sospechar a los expertos que algo hacía que la integridad estructural del aparato fallase antes determinadas circunstancias; así que sumergieron el aeroplano en un tanque de agua a presión durante el tiempo equivalente a 3.000 vuelos. El objetivo de esta prueba era simular las condiciones del avión en vuelo a gran altitud. Una vez finalizado el test pudieron observar que el fuselaje del avión estaba seriamente agrietado por fatiga del material.

La comisión determino que las grietas causadas por un diseño deficiente y por la fatiga del material fueron la causa de de los accidentes, los aparatos afectados por estos problemas quedaban desintegrados sin previo aviso, y de forma prácticamente instantánea, al volar a altitud y velocidad de crucero, momento en el que la estructura del avión estaba sometida a una gran tensión.

Tras las pruebas realizadas, se observan grietas cerca de las esquinas de las ventanasEl avión utilizado para las pruebas sufrió graves daños estructurales al someterlo a tests de fatiga. http://lessonslearned.faa.gov/Comet1/G-ALYP_Report.pdf

La información sobre la investigación quedo recogida en un informe del Ministry of Transport and Civil Aviation del Reino Unido disponible en la página web Lessons Learned de la Federal Aviation Administration de Estados Unidos. En ella se establecían las causas del accidente, y una serie de recomendaciones que los fabricantes deberían aplicar al diseño, fabricación, y mantenimiento de aeronaves para prevenir la fatiga de los materiales.

Desde entonces, la investigación de los accidentes aéreos se ha convertido en una prioridad para todos los estados para asegurar que no haya accidentes por causas que hayan sido identificadas previamente, y que por tanto puedan ser evitadas. Los resultados de estas investigaciones quedan recogidos en bases de datos que incluyen todo tipo de información (informes, fotografías, transcripciones de las cajas negras, etc.) accesible gratuitamente a través de agencias estatales.

Si eres piloto también puedes encontrar información fiable y gratuita sobre el tiempo meteorológico que te encontrarás en tu ruta, no vaya a ser que te pase lo mismo que a Mike Oldfield.

Por último, si eres un aero-trastornado como yo, puedes acceder a servicios de seguimiento de vuelos de todo el mundo en tiempo real. La información mostrada proviene de la red de radares de cada área geográfica, y los transporders de los aviones que indican altitud, rumbo y velocidad.

Captura de pantalla de Flightradar que muestra el tráfico aéreo en un aeropuerto

Captura de pantalla de https://www.flightradar24.com, muestra al vuelo BAW116, un 747 procedente de JFK de New York a punto de aterrizar en Heathrow (Londres).

 

Share in Twitter Share in Facebook Share in LinkedIn
Comments
Leave a comment