UEM

Psicología en la Europea

Un espacio común para los amantes de la psicología donde compartir qué está pasando en nuestra facultad, los últimos avances, curiosidades, eventos y todo lo que pueda interesar a estudiantes y profesores.

A place for psych fans to share what's up in our faculty, the latest progress, curiosities, events and everything that might interest students and teachers.

Internet como catalizador del comportamiento sexual compulsivo. Entrevista al Dr. Jesús Castro, experto en salud sexual y profesor de la Universidad de Valencia

Francisco Montesinos Marín Profesor Blog Psicología en la Europea Published 10 April 2019

El Dr. Jesús Castro Calvo es profesor ayudante doctor en la Universidad de Valencia. Su actividad investigadora se ha centrado en el campo de la atención a la salud sexual, y más en concreto en el ámbito de las adicciones sexuales. A nivel clínico, es terapeuta en SALUSEX-UNISEXSIDA, un servicio de atención clínica centrado en la intervención en problemas sexuales y de pareja. Le hemos entrevistado aprovechando su próxima participación en la Jornada “Psicología y Sexualidad” que organizará el Departamento de Psicología de la Universidad Europea el próximo 25 de abril de 2019 con la presentación "Internet como catalizador del comportamiento sexual compulsivo".

Francisco Montesinos: ¿Cómo ha cambiado el comportamiento sexual de la población española con la llegada de Internet?

Jesús Castro: Uno de los cambios más claros lo apreciamos durante el periodo de la infancia y adolescencia, cuando los más jóvenes comienzan a descubrir y experimentar con su sexualidad. Hasta la llegada del sexo en Internet, la sexualidad cristalizaba a través de la fantasía, ya que el acceso a contenidos sexuales explícitos era mucho más limitado. En la actualidad, prácticamente todos los adolescentes tienen acceso a este tipo de contenidos desde una edad muy temprana, lo cual plantea un reto: ¿cómo logramos integrar esta nueva realidad dentro del contexto de un desarrollo psicosexual positivo para los niños y adolescentes?

F.M.: ¿Hay diferencias en cuanto al género, edad u orientación sexual de las personas que más usan Internet para buscar sexo?

J.C.: Entre estos factores, el género es el que más condiciona más la búsqueda de sexo a través de Internet. En general, los hombres suelen consumir en mayor medida cualquier tipo de contenido sexual, especialmente la pornografía; por otra parte, las mujeres tienden a hacerlo de forma más moderada y a preferir actividades que impliquen el contacto sexual con otros usuarios (como el contacto a través de chat sexual o de cámara web). En cualquier caso, los patrones de consumo de sexo online de hombres y mujeres cada vez se parecen más, en parte como resultado de la progresiva apertura social y cultural hacia la sexualidad femenina.

F.M.: ¿Cómo afecta la existencia de webs y aplicaciones de contactos a la salud sexual y la propagación de enfermedades de transmisión sexual?

J.C.: Tradicionalmente, el sexo a través de Internet se consideraba un medio “libre de riesgos” en tanto en cuanto la mayoría de actividades sexuales online no suelen trascender la barrera virtual. Con el uso cada vez más generalizado de aplicaciones de contactos, se empieza a reconocer el riesgo que esto supone para el aumento de la prevalencia de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), sobre todo en colectivos de riesgo (como los Hombres que tienen Sexo con Hombres -HSH-). En este sentido, no creemos que el contacto sexual a través de aplicaciones potencie las relaciones sexuales desprotegidas, pero sí que puede aumentar la prevalencia de ITS en la medida que facilita el contacto con un mayor número de parejas sexuales.

F.M.: ¿Qué ventajas y riesgos puede suponer la existencia de Internet para buscar sexo?

J.C.: El sexo a través de Internet presenta ciertas ventajas que explican su consumo cada vez más generalizado. Para empezar, los contenidos sexuales en Internet son fácilmente accesibles (podemos acceder a cientos de contenidos sexuales tan sólo con un par de clics desde la comodidad del sofá de nuestra casa), son anónimos y en su mayoría, completamente gratuitos. A eso hemos de añadir que para muchas personas, el cibersexo es un medio rápido y sencillo para alcanzar el placer sexual. En el extremo contrario, este comportamiento puede sobrevenir problemático bien cuando se realiza de forma inadecuada (por ejemplo, facilitando datos personales o quedando con desconocidos con los que apenas se ha tenido contacto) o bien cuando se realiza de forma excesiva e incontrolado. Por sus implicaciones sociosanitarias, este último aspecto ha despertado un mayor interés desde el ámbito de la intervención psicológica.

F.M.: ¿Qué problemas de salud o psicológicos puede conllevar el uso compulsivo de Internet para la búsqueda de sexo?

J.C.: Como cualquier otra adicción -comportamental-, el consumo compulsivo de sexo a través de Internet tiene un impacto negativo sobre multitud de aspectos biopsicosociales. A nivel individual, las pacientes con este tipo de problemáticas suelen experimentar un gran nivel de emocionalidad negativa expresada a través de sentimientos de culpa, arrepentimiento por su propio comportamiento, desánimo, etc. Si los pacientes tienen pareja, ésta suele verse afectada de forma significativa (precisamente uno de los aspectos que, en muchos casos, determina la búsqueda de ayuda terapéutica). A nivel laboral o académico, el nivel de productividad suele decaer considerablemente debido al tiempo que invierten en su actividad sexual online. Finalmente, y aunque esto pueda parecer paradójico, es también frecuente que experimenten problemas sexuales durante sus relaciones offline, como una falta de apetito sexual o bien problemas de excitación.

F.M.: ¿Hay un perfil de personas con más riesgo de usar Internet para buscar sexo de forma compulsiva?

J.C.: Efectivamente, existen ciertas características que indicarían una mayor vulnerabilidad al desarrollo de este tipo de síntomas. La que se ha documentado de forma sistemática es el hecho de ser hombre: la prevalencia de consumo compulsivo de sexo en Internet es mucho más acentuada en hombres que en mujeres. El cuadro clínico suele aparecer entre los 30 y los 40 años, si bien los primeros síntomas de pérdida del control sobre el comportamiento sexual online suelen aparecer desde los 18 años. Las personas con una gran búsqueda de sensaciones sexuales o erotofilia (tendencia a la aproximación hacia todo lo que tenga que ver con la sexualidad) también se han asociado a una mayor compulsividad sexual. Por otra parte, la impulsividad o bien las dificultades para la regulación emocional positiva también podrían encontrarse a la base de este problema. Aparte de los mencionados, en la actualidad estamos investigando otros factores (sobre todo de corte cognitivo) que podrían tener un papel relevante en la génesis de este trastorno.

F.M.: ¿Nos podrías adelantar alguna de las conclusiones más relevantes para los psicólogos de vuestras investigaciones?

J.C.: En nuestras investigaciones, nos hemos interesado principalmente por hacer una aproximación realista al fenómeno del sexo en Internet en nuestro país, centrándonos principalmente en aspectos como su frecuencia o manifestación. En este sentido, hemos podido documentar que prácticamente la totalidad de los hombres y un porcentaje muy importante de mujeres, independientemente de su edad (en nuestras investigaciones, hemos tenido la oportunidad de evaluar a personas de entre 14 y 90 años), utilizan o han utilizado en alguna ocasión Internet con objetivos sexuales. Para la mayoría, el sexo en Internet no les supone problema alguno, pero entre el 1% y el 7% de los usuarios estaría en riesgo o bien cumpliría criterios para el diagnóstico de una adicción al cibersexo. En este momento, nos encontramos validando un programa de tratamiento para mejorar el control de impulsos sexuales, que se presentará con un poco más de detalle durante el congreso.

Muchas gracias Dr. Castro. Estamos deseando poder escucharle durante la jornada.

Share in Twitter Share in Facebook Share in LinkedIn
Comments
Leave a comment
Related posts
Cómo sincronizar calendarios Google Calendar y Outlook 365 con IFTTT
10December
Read More

Cómo sincronizar calendarios Google Calendar y Outlook 365 con IFTTT

Enrique Puertas Director del Master Universitario en Big Data Analytics

Blog AKIBANA

Hoy en día es muy habitual trabajar con varios equipos a lo largo del día. No es raro encontrar gente que maneja diariamente dos o más...

Read More
12December
Read More

Descubren una técnica que permite hackear tarjetas de crédito en 6 segundos

Enrique Puertas Director del Master Universitario en Big Data Analytics

Blog AKIBANA

Si alguna vez has hecho una compra por internet sabrás que para poder pagar con tu tarjeta de crédito o débito, además del número de...

Read More
19December
Read More

Cómo sabe Google dónde has sacado una foto (sin usar GPS)

Enrique Puertas Director del Master Universitario en Big Data Analytics

Blog AKIBANA

Hoy en día la mayoría de smartphones y cámaras de fotos tienen la posibilidad de geolocalizar las fotos, es decir, añadir información...

Read More