UEM

Babel World

El blog del Departamento de Traducción y Comunicación Intercultural (TCI). A través de este blog, nuestro departamento quiere compartir contigo información, reflexiones, comentarios, trucos, sugerencias y datos de interés sobre diferentes aspectos en relación con el Grado en Traducción y Comunicación Intercultural. Te invitamos a que participes y hagas de este blog un espacio vivo y dinámico donde poder intercambiar ideas con el resto de la comunidad en la Red. Al terminar su lectura tendrás la posibilidad de publicar tu post o entry y así ampliar la información difundida.

EPISODE 44: Interpretando por allí.

Babel World Blog del Grado en Traducción y Comunicación Intercultural de la UEV Blog Babel World Published 30 April 2012

Hace un tiempecillo, allá por marzo, me enteré gracias a un profesor de la UEM, intérprete a su vez, de una oferta de empleo que salió en Barcelona, concretamente en la zona del Maresme, para interpretar en un torneo de fútbol para una empresa alemana llamada Komm-mit. Nos interesó a varios pero parece ser que por mi combinación lingüística sólo les interesaba alguien que hablara italiano. Normal, teniendo en cuenta que de los 141 equipos aproximadamente la mitad eran italianos. Y para allí que me fui.

Cabe decir que me fui al día siguiente de volver de Bruselas, en un viaje organizado precisamente organizado por el Máster, donde por culpa de todavía-no-sabemos-qué nos cancelaron el vuelo que enlazaba con Zúrich para traernos a Valencia y casi nos quedamos allí. En fin, por suerte y gracias a la insistencia de la organización todo se arregló, pero yo llegaba a casa a las 3 de la mañana y a las 9 salía para Barcelona. Glups.

Un bonito viaje la verdad, eso de ir en tren por la costa del Maresme. Me planté en la bonita localidad de Malgrat de Mar y fui hacia la oficina, a conocer a mis compis. De ahí nos trasladaron al hotel, y casi me da un infarto al ver que la habitación ya estaba ocupada (no se les había ocurrido decirme que la habitación era doble y que la compartía con un chico rumano completamente desconocido... bueno, al menos era majo). Por la noche llegaron los entrenadores a la presentación del torneo y al equipo de intérpretes (8 éramos) nos tocó hacer un poco de susurrado para explicar el discurso en italiano y en español, porque al ser una empresa alemana... bueno, no se les ocurre que si vienen a España puede haber gente que no entienda el alemán. Ellos son así.

Los tres días del torneo fueron bastante intensos: entre 13 y 15 horas de trabajo todos los días, a menudo sin tiempo para comer. Básicamente nos pasábamos el día viendo partidos de fútbol, hablando con los equipos para ver que todo estuviera correcto (equipación, traducción de lo que decían los árbitros para que entendieran correctamente las reglas, los cambios, etc) y en algunas ocasiones interpretación consecutiva (aunque no hicieron falta muchas notas, la verdad) para un para medios que vinieron tanto de Cataluña como de Italia. Un momento muy emotivo fue cuando un equipo italiano me solicitó que le pidiera al árbitro que hiciera un minuto de silencio antes de comenzar su partido, porque el padre de uno de los chavales (16 años) había fallecido el día anterior. Hay cosas que, sencillamente, ponen los pelos de punta: he estado mil veces en minutos de silencio en Mestalla y en campos grandes, pero que en un campo pequeño repleto de gente, niños pequeños y demás, aunque no lleguen al centenar, no se oiga absolutamente nada es algo sobrecogedor. Seguro que al padre del chaval le encantó también.

El « mejor » momento del torneo llegó el último día, donde se decidían las finales, entre un equipo italiano y un alemán. Bien, sólo a unos alemanes se les puede ocurrir que los 3 árbitros (el principal y los dos linieres) fueran alemanes en un partido así. ¿Resultado? Faltando dos minutos para el final, penalti fuera del área en contra de los italianos para que los alemanes empataran el partido. En la tanda de penaltis, los alemanes lo tiraron fuera, lo que clasificaba a los italianos... y el árbitro lo manda repetir porque el portero supuestamente se adelantó. Al final... se clasificaron los alemanes y los italianos me avisaban de que iban a matar al árbitro. Bajó hasta el presidente del equipo para coger del cuello al árbitro, tuvieron que llamar a los Mossos d'Esquadra porque ahí se liaba... ellos salieron escoltados y yo me quedé un rato allí, intentando calmar los ánimos, porque yo era el único que hablaba italiano de todos ellos. Al final no llegó la sangre al río... por poco, y porque salieron escoltados del campo.

En resumen, una experiencia inolvidable en muchos sentidos... ¿continuará? We'll see...

Eduardo Ferrer
Alumno del máster en interpretación de conferencias multidisciplinar.

Share in Twitter Share in Facebook Share in LinkedIn
Comments
Leave a comment
Related posts
Sin imagen
15July
Read More

Objectives

Read More

Sin imagen
27July
Read More

Meltdown

Read More

Sin imagen
28January
Read More

Reading and Writing

You've been studying English for years now, practically all your life. You're an expert at "fill in the blanks" and can look at a "right...
Read More