UEM

Música en la UE

COMPAREMOS MITOLOGÍAS: CONTEXTOS DEL POP EN 1967

Abel Hernandez Profesor Universidad Europea Blog Música en la UE Publicado 21 Febrero 2017

Cuando escuchas a Miles Davis, ¿cuánto de ello es música y cuánto es contexto? El contexto es todo aquello que no está contenido físicamente en los surcos del disco. Incluye el hecho de que tú sabes que todo el mundo dice que es maravilloso: esto necesariamente modifica la forma en que lo escuchas. Que era un hombre apuesto y carismático, miembro de una minoría romántica, que tocó con Charlie Parker, que conquistó a generaciones enteras, que tuvo varias adicciones, que se casó con Cicely Tyson, que se vestía muy bien, que Jean-Luc Godard lo adoraba, que usaba gafas de sol y que era muy cool, que habló muy poco de su trabajo, etcétera. Seguramente todo esto afecta el modo en que lo escuchas: quiero decir, ¿sentirías lo mismo si hubiera sido un ingeniero en calefacción obeso de Oslo? Cuando escuchas música, ¿no estás “escuchando” también todo lo que la rodea también?

Brian Eno

En su post sobre los Grammy, Ernesto González pasaba revista a algunos de los más notables discos de música Pop ninguneados a lo largo de la historia de tales distinciones y se fijaba en el año 1967 y escribía: “fue una locura… Forever Changes de LoveThe Velvet Underground de The Velvet Underground & Nico, The Notorious Byrd Brothers de The ByrdsAre You Experienced? de The Jimi Hendrix ExperienceThe Doors de The Doors, Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club Band de The Beatles o Between The Buttons y Their Satanic Majesties Request de The Rolling Stones. Ninguno de estos trabajos, habituales en los primeros puestos de las listas de los mejores discos de la historia del rock y de la música popular, a excepción de Sgt. Pepper’s fue reconocido por los Grammy.”

En efecto, hace 50 años (al escribir estas líneas hace medio siglo que The Beatles publicaron su single con Penny Lane y Strawberry Fields Forever), la nueva ola de la sección más vanguardista y contemporánea del rock rompió con gran estrépito y se dio un fenómeno curioso: la contracultura y las ideas revolucionarias se convirtieron por unos meses en la corriente principal para millones de jóvenes en el mundo.

Al mirar a ese momento de la música popular contemporánea uno puede pensar que poco ha cambiado en el contexto histórico y que, pese a las apariencias, acaso tampoco ha cambiado demasiado la relevancia del papel de tal clase de música en la sociedad. Aunque desde luego sí el lugar donde se posiciona la misma. Lo que entonces fue un intento de transformar la vida y cambiar el mundo se ha convertido en un ejercicio de consolidación y confirmación de lo que Mark Fisher llamara "realismo capitalista". 

El pasado mes de septiembre tuve ocasión de ver en Museo Victoria & Albert de Londres, la exposición (que finaliza esta semana) You Say You Want a Revolution? Records and Rebels 1966-70, donde se intenta explorar ese momento histórico de revolución de ideas, formas de vida y acción política en un intento de transformación de la vida mediante el arte promovida por una juventud idealista y con la música Pop como uno de sus motores y vías de expresión fundamentales. (Escribí este texto al respecto.)

Trascribo a continuación algunas notas sobre ese año 1967 que extraje en su momento de la visita a la exposición y de la lectura de su magnífico catálogo. Con ellas, si alguien lo desea, podemos jugar al juego de los parecidos y las diferencias.

Enero: Las protestas anti-Vietnam se convierten en un movimiento político diverso, especialmente intenso entre los estudiantes universitarios.

En su número de primavera, Chester Anderson escribe en The Seed, un periódico underground de Chicago:

Cuidado con los líderes, los héroes, los organizadores: Atentos a eso. Cuidado con los monstruos de la estructura. Ellos no entienden. Sabemos que el sistema no funciona porque estamos viviendo en sus ruinas. Sabemos que los líderes no funcionan porque sólo nos han conducido al presente, tanto los buenos líderes como los malos (…)  El medio es el mensaje, y el mensaje del liderazgo es Vietnam. Campos de concentración (…) Lo que el sistema llama a la organización (organización lineal) es una jaula sistemática, lo que limita arbitrariamente lo posible. Nunca ha funcionado antes. Siempre ha producido el presente. Y los héroes son sólo héroes, nada más.

En julio, el conflicto racial que se viene fraguando en Detroit estalla en forma de graves disturbios, tras la entrada a la fuerza de la policía en un establecimiento ilegal afterhours patrocinado por la comunidad negra. La protesta de los afro-estadounidenses fue contestada con gran violencia por esas fuerzas policiales mayoritariamente blancas. En cinco días hubo 43 muertos y 2000 heridos. Las llamas devoraban barrios enteros y la Guardia Nacional se presentó para imponer el orden. El descontento se extendió a los estados de Illinois, Carolina del Norte, Tennessee y Maryland. Tras ello, Detroit había cambiado para siempre. Muchos jóvenes vieron en la brutalidad de la policía y el ejército un auténtico ataque a la libertad.

En agosto, un grupo de manifestantes liderado por el activista Abbie Hoffman arrojan puñados de billetes de dólar (muchos falsos) desde la galería de la Bolsa de Nueva York a los corredores de bolsa, causando una pelea entre ellos por el dinero. En diciembre Hoffman ayudará a fundar el partido Yippie (Partido Internacional de la Juventud, Youth International Party), que usarán las acciones teatrales callejeras para difundir sus ideas anarquistas.

En otoño, el National Mobilization Committee Against the War, uno de los más grandes grupos antibelicistas estadounidenses anuncia su nuevo eslogan “de la protesta a la resistencia”. El 21 de octubre tiene lugar una manifestación de 50.000 personas que marchan en Washington hasta el Pentágono, los cuarteles generales del Departamento de Defensa.

A finales de año, Lyndon B. Johnson ya ha enviado a casi medio millón de soldados en Vietnam y las bajas ascienden a 20.000.

En diciembre se publica el muy influyente ensayo filosófico-político La Société du Spectacle donde el situacionista Guy Debord reinterpreta a Marx para describir la sociedad contemporánea en la que dominan las condiciones modernas de producción de mercancías como aquella en la que "Todo se ha convertido en una simulación de ser.” “El espectáculo no es un conjunto de imágenes, sino una relación social entre personas mediatizada por imágenes.” Para Debord, la mercancía es la ilusión que, convertida en real, anula la realidad, y el espectáculo su representación.

Para este año del 67, la música Pop se ha convertido en el principal vehículo para diseminar las ideas de la Contracultura.

El 14 de enero se celebra en el Golden Gate Park de San Francisco el encuentro Human Be-In, que se anuncia como “una reunión de las Tribus ... un alegre Pow-Wow y Danza de la Paz a celebrar con los líderes, guías y héroes de nuestra generación”. Lo conducen Timothy Leary, Richard Alpert, Allen Ginsberg, Maretta Greer, Gary Snyder, Michael McClure y Lenore Kandel con música de Big Brother & the Holding Company, Quicksilver Messenger Service y The Grateful Dead.

En febrero los Stones Mick Jagger y Keith Richards, junto al galerista y marchante de arte Robert Fraser, son arrestados por posesión de drogas.

En esos mismos días The Beatles publican el single con Penny Lane en su cara A y Strawberry Fields Forever en su cara B.

El LSD, cuya venta ya ha sido prohibida oficialmente, se convierte en influencia y tema fundamental para el Pop. Tras Eight Miles High de The Byrds, My Mind’s Eye de Small Faces, Sunshine Superman de Donovan y esa Strawberry Fields Forever de The Beatles, son ejemplos significativos de tripis musicales.

En abril, el movimiento contracultural de Londres se escenifica en el evento cultural 14-Hour Technicolor Dream, un festival-happening en el Alexandra Palace con 42 actuaciones donde, durante toda la noche, desfilan poetas, bailarines, malabaristas, el cómico Dick Gregory y la artista Fluxus Yoko Ono. Había un tobogán circular (lo que es conocido como un helter-skelter). Actúan decenas de músicos de rock como Pete Townshend, Arthur Brown, Denny Laine, The Pretty Things, The Move, y sobre todo, Pink Floyd, que tocan a las 5 de la mañana mientras el amanecer ilumina los ventanales del Great Hall.

Paul McCartney participa activamente en el evento. Por entonces declara haber tomado LSD cuatro veces. (John Lennon lo tomaba con regularidad desde hace meses).

En marzo estalla el segundo single Purple Haze de The Jimi Hendrix Experience, el grupo en el que el guitarrista zurdo de Seattle Hendrix se acompaña de un bajista y un batería, sin más, logrando un sonido espacial, futurista y expansivo para el nuevo blues. En su letra representa la nueva mirada al mundo: "¿es esto el futuro o sólo el fin del tiempo?"

El 1 de junio The Beatles publican Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, que se convierte en nº 1 en las listas de ventas con Are You Experienced de Jimi Hendrix con nº 2. Ambos álbumes son algunos de los discos principales que ayudan a consolidar el formato de álbum por encima del single.

Peter Blake y Jann Haworth diseñan el rompedor collage para Sgt. Pepper’s. EMI no había pagado más de 50 libras por un artwork nunca antes, e impone al grupo que pague el coste de 1.800 libras si el álbum vende menos de 100.000 copias. The Rolling Stones usan por primera vez en una portada una fotografía en 3D (de Michael Cooper) en su Their Satanic Majesties Request, réplica algo fallida a Sgt. Pepper's. La también revolucionaria portada de Andy Warhol para la cubierta de The Velvet Underground and Nico, lleva un plátano que puede pelarse (para dejar ver una carne sonrosada), y lo complicado de la fabricación y la censura, retrasan el lanzamiento del disco.

Ese mismo mes, 400 millones de personas de 25 países contemplan en directo la performance de The Beatles All You Need Is Love (a la que se suman diversos músicos invitados) grabada en los estudios de Abbey Road. Junto con el multitudinario Monterey International Pop Festival de California, consolidan el momento de la cultura ácida y el Verano del Amor.

En agosto, quedan prohibidas las anárquicas emisoras de radio pirata surgidas en 1964 y 1965 (como Radio Caroline que emiten desde barcos anclados en aguas internacionales cerca de la costa inglesa).

A finales de 1967, la psicodelia se ha transformado en moda y conjunto de clichés imitados por muchos, instrumentos clásicos, de la india y rock duro conviviendo con diseños multicolores y letras alucinadas y naif, que aún se mantendrá algún tiempo.

Ya otros habían avisado antes ese 1967:

En enero The Doors publicaban su debut de blues, music hall donde la furia airada y las letras simbolistas de Jim Morrison preconizaban los malos viajes y todo un intrincado universo de traumas, represión y policía del sueño.

En mayo, ya se había publicado de The Velvet Underground & Nico de The Velvet Underground, un tsunami de blues disonante, ruidismo, drones, repetición, primitivismo, elementos mínimos y estridencia junto con pasajes opiáceos cuyo efecto arrasador en la música rock llegará mucho más tarde. Un negativo de la psicodelia y el espíritu hippie desde la angulosa dureza de las calles de Nueva York que se asoma a la realidad de su tiempo y se fija especialmente en el lado oscuro de la calle y de la psique, en perversiones y locuras, sin lugar para la hipocresía.

En septiembre, los Pink Floyd guiados por Syd Barret publican su primer LP Piper at the Gates of Dawn, esotérico, infantil, surreal, redefiniendo ya la era como post-psicodélica, cósmica u oceánica, de exploración aparentemente infinita de los espacios interiores, no necesariamente luminosos.

En diciembre abre en la calle Baker de Londres la boutique experimental de la compañía Apple de The Beatles, diseñada por el equipo The Fool. Cerrará tras ocho meses de saqueo.

(COMPAREMOS MITOLOGÍAS:CONTEXTOS DEL POP EN 1967 - playlist)

 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios
Deja un comentario