UEM

Traducción e Interpretación en la Universidad Europea

Blog de los docentes del grado en Traducción e Interpretación de la Universidad Europea. En él hablaremos de qué significa traducir, de la comunicación intercultural, de cómo se forma un buen intérprete, de tecnologías de la traducción, de las salidas profesionales... En resumen, de cómo convertir tu pasión por las lenguas en tu profesión.
 

Entrevista realizada a Jesús Espí por Andrea Michelle Gómez García alumna de 1º del Grado de Traducción y Comunicación Intercultural.

Fernando Contreras Blanco Profesor Universidad Europea Blog Traducción e Interpretación en la Universidad Europea Publicado 26 Junio 2017

ENTREVISTA CON EL PROFESIONAL DE LA TRADUCCIÓN: JESÚS ESPÍ

Jesús Espí, traductor del japonés al español, es una de las personas responsables de que hoy en día los lectores españoles podamos disfrutar de historias y series procedentes del país nipón. Algunas de las obras más cotizadas y populares de manga y de anime en España han sido traducidas por él. Jesús Espí es el traductor de obras como Detective Conan, Sailor Moon, Dragon Ball, Blue Exorcist, School Rumble, Rosario+Vampire y un largo etcétera.

Esta entrevista surge por el deseo de conocer con mayor profundidad el trabajo de un traductor de manga y anime profesional que ha estado varios años trabajando dentro de esta industria.

He leído que estudió química en la Universidad Autónoma de Madrid, donde se especializó en Bioquímica y Biología Molecular, por tanto, no puedo evitar preguntar: ¿cómo llegó a interesarse por la traducción de manga hasta el punto de ejercer esa profesión?

JESÚS: Un amigo decía que la Bioquímica es una carrera "con muchas salidas profesionales". Y esto lo demuestra. En realidad, lo de la traducción vino de rebote. Conseguí una beca del gobierno japonés e hice un Máster en Biosistemas en la Universidad de Tsukuba (el Máster en Japón viene a ser el equivalente a los cursos de doctorado en España). Pero como el panorama de la ciencia en España siempre ha sido desolador, a la vuelta me encontré con que 1) no me convalidaban el máster como cursos de doctorado, y 2) como habían pasado más de cinco años desde la licenciatura, tampoco podía optar a una beca de doctorado. En vista de que las puertas de la ciencia como salida profesional se me habían cerrado, empecé a darle vueltas a la idea de traducir manga y anime para, al menos, sacar partido del japonés que había empezado a estudiar como pasatiempo y gracias al cual pude conseguir la beca para realizar estudios de posgrado en Japón, pero tampoco me lo planteé muy en serio porque creía que sin la carrera de Traducción e Interpretación no podría llegar muy lejos. Dio la casualidad de que Marc Bernabé y Verónica Calafell (fundadores de Daruma, la empresa de traducción para la que trabajo), a quienes había conocido antes, me propusieron empezar a traducir mangas. Me hicieron una prueba de traducción, la pasé y así es como empecé a traducir mangas, hace ya casi 15 años.

¿Podría explicarnos acerca de su formación relacionada con la traducción?

J: Como he dicho antes, soy "traductor de rebote", así que toda la formación relacionada con la traducción la he ido aprendiendo sobre la marcha. Evidentemente, conozco mis limitaciones y sé que no podría traducir una novela de Murakami, por ejemplo, pero me siento muy cómodo traduciendo divulgación científica en japonés porque está dentro de mi área de conocimiento. Y traducir textos científicos no es simplemente unir palabras, sino que hay que conocer el tema que se está traduciendo. Y siempre que llega un manga de divulgación o con contenido científico o de ciencia ficción suelen encargármelo a mí.

¿Cuál es el proceso que sigue una traducción manga desde que el traductor recibe la obra que tiene que traducir hasta que esta sale al mercado?

J: Lo primero es marcar las páginas (si no están numeradas) y los bocadillos. Luego se traduce usando un procesador de textos (Microsoft Word, LibreOffice...). El resultado es algo así:

Pág. 44

1-         Entiendo...

2-         Bla

3-         Bla

4-         Entonces aparece en la cámara de seguridad del cajero.

5-         Sí.

6-         Se... ¿Se puede fumar?

7-         Aprovecharé yo también...

8-         El intervalo entre sus dos visitas es de más de 40 minutos. No es que sirva mucho como coartada...

9-         Se tarda unos 20 minutos en ir y volver desde aquí.

10-       ¿Por qué lo habrá dicho?

Luego la traducción pasa por un proceso de revisión y relectura y finalmente se envía a la editorial. Después los rotulistas se encargan de poner en los bocadillos el contenido traducido y adaptar las onomatopeyas (eliminando las originales o "subtitulándolas" con la versión traducida).

¿Qué dificultades se han presentado durante su profesión como traductor de manga?

J: Básicamente, las dificultades inherentes a cualquier traducción. Hay mangas que requieren de un trabajo previo de documentación para conocer el tema y la terminología y otros donde hay que adaptar juegos de palabras para que no haya que recurrir a notas de traducción explicativas que rompen el ritmo de lectura.

¿Cuál ha sido el manga que más ha disfrutado traduciendo? ¿Y el que menos?

J: Rosario + Vampire, con diferencia. Tengo muy gratos recuerdos de la primera parte y me lo he pasado muy bien traduciendo la segunda parte. Básicamente por la historia y la caracterización de los personajes. Con Prophecy también disfruté mucho porque había que trasladar toda la atmósfera de las redes sociales japonesas a su equivalente en español y creo que el resultado quedó muy bien.

Diría que School Rumble fue el manga con el que menos he disfrutado. Es un manga de enredos y malentendidos con muchos juegos de palabras y había que hacer mucho trabajo de adaptación. Y a partir de la mitad se empieza a notar bastante que se estaba alargando artificialmente la historia, quizá para aprovechar el tirón de su éxito en Japón.

¿Cuánto tiempo le suele llevar traducir un tomo?

J: Depende del texto que tenga y de su dificultad terminológica. Los de acción (unas 3000-5000 palabras) se traducen cómodamente en un día y medio o dos días. Detective Conan (con una media de 20.000 palabras) me lleva cuatro o cinco días. Llegué a traducir un tomo en tres días por cuestiones de plazos de entrega, pero no volvería a hacerlo porque resulta mentalmente extenuante. Ichi Efu es un poco más denso que Detective Conan, pero tiene la dificultad añadida de la terminología, por lo que tardé un par de semanas en traducir el primer tomo.

¿Qué ha sido lo más difícil que ha tenido que traducir?

J: Algunos juegos de palabras de Detective Conan, sobre todo los que se usan como pista para descubrir al asesino, dan auténticos quebraderos de cabeza. Recuerdo que en el segundo tomo que me tocó traducir, la víctima dejaba el nombre del asesino escrito como kanjis de peces. Había que adaptarlo y se me ocurrió recurrir al nombre científico como equivalente de los kanjis.

El manga Detective Conan, Terraformars, The Ghost in the Shellhan tenido mucho éxito de ventas, ¿cómo se siente al haber traducido obras con tanta repercusión?

J: Como puntualización, el manga de Terraformars no lo traduje yo, aunque sí la primera temporada de la adaptación animada. La sensación es la de una responsabilidad muy grande y de nervios por si se cuela algún error de traducción, de esos que pasan inadvertidos hasta que tienes el manga entre manos, empiezas a leerlo y ¡zas! Te lo encuentras y te preguntas cómo se pudo deslizar. Por eso lo mejor es dejar reposar la traducción varios días (cuando hay margen de tiempo) porque con la cabeza despejada se ven mejor los fallos.

¿Cómo llegó a ser traductor de Detective Conan?

J: Fue por casualidad, ya que había pasado antes por varios traductores. Conocí Detective Conan a partir de la serie de animación cuando vivía en Japón. Siempre me han gustado las novelas de misterio (Sherlock Holmes, Poirot, Miss Marple...) y disfrutaba mucho viendo un anime del mismo género, aunque jamás me planteé traducir el manga hasta que me lo propusieron y no pude negarme. Al haber pasado por varios traductores, mantener la coherencia del estilo es complicado.

Cuando le surgen ciertas dudas, ¿le resulta fácil contactar con los autores japoneses? ¿Existen diferencias entre contactar con un autor minoritario y con un autor tan conocido?

J: La tarea de contactar con los autores es algo de lo que se encarga normalmente la editorial. En mi caso, nunca ha sido necesario. En ocasiones, es más bien la editorial japonesa la que nos indica cómo deben traducirse ciertos términos. 

¿Cómo ve el panorama de los mangas traducidos al castellano?

J: Hubo una burbuja hace unos siete-ocho años, pero parece que ahora el panorama se ha consolidado bastante y ha madurado. Y dada la diversidad de géneros que tiene el manga, creo que todavía hay margen para el crecimiento.

¿Qué próximos objetivos se plantea?

J: Me encantaría traducir más manga de divulgación científica. El cómic es una poderosa herramienta para acercar la ciencia.

Por último, ¿qué consejos les daría a los estudiantes que aspiran a ser traductores de manga?

J: Joandomènec Ros es catedrático en el Departamento de Ecología de la Universidad de Barcelona y también traductor científico. Él dice que el mejor elogio que se puede hacer a un traductor es que parezca que el libro se escribió originalmente en la lengua a que ha sido vertido. Y yo creo que es como debe abordarse también la traducción del manga.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios
Deja un comentario
Posts relacionados
Sin imagen
04Abril
Leer más

APROVECHANDO LA COYUNTURA

Carlos Javier Irisarri Martínez Profesor de Deontología e Historia del Arte y Arquitectura

Blog Club de ArquiLectura

A aquellos que se consuelan pensando que una...

Leer más
Sin imagen
23Mayo
Leer más

EL NOBLE ACTO DE CONSTRUIR = THE NOBLE ACT OF BUILDING

Carlos Javier Irisarri Martínez Profesor de Deontología e Historia del Arte y Arquitectura

Blog Club de ArquiLectura

La vorágine edificatoria en que hemos vivido...

Leer más
Sin imagen
21Noviembre
Leer más

Hoy hablamos de MI LIBRO

Carlos Javier Irisarri Martínez Profesor de Deontología e Historia del Arte y Arquitectura

Blog Club de ArquiLectura

Leer más