UEM

Liderazgo y tendencias sociales

Descripción del blog de Moisés 

Último minuto

Moisés Ruiz González Profesor Titular Blog Liderazgo y tendencias sociales Publicado 28 Septiembre 2016

La cualidad esencial en el liderazgo político es la visión que compone la manera en que determinas los objetivos y la estrategia para conseguirlos. Una visión es tan necesaria como la respiración biológica; marcar el destino y no cambiarlo proporciona seguridad y transmite al electorado fiabilidad. Más o menos como en un liderazgo empresarial donde cambiar más de lo debido transmite incredulidad de criterios y se manifiesta de manera negativa en la cuenta de resultados.

En política la cuenta de resultados llega en cada encuentro con las urnas donde el sistema, aunque imperfecto e injusto, decide sobre ese liderazgo. 

Actualmente España vive momentos convulsos en cuanto a la situación política que, en parte, tienen que ver con los estilos de liderazgo que se presentan en el escenario político. En este post voy a referir la situación de uno de los dos grandes partidos que operan en la democracia: el socialista que parece más partido que nunca. Culturalmente, uno de los males de la izquierda es la fracturación interna y la atomización de su electorado, pero lo que está ocurriendo en el seno del socialismo español tiene que ver con la manera en que afronta la situación su Secretario General. 

Otra de las incuestionables realidades del liderazgo político y, debería ser insoslayable realidad, es la habilidad de adivinar cuándo tienes que dejar de liderar. Lo conveniente para acabar bien la etapa de liderazgo es marcharse un minuto antes de que te echen. Difícil tarea para un líder político que suele enrocarse en enfoques peronales para agarrarse al cargo como el musgo a la piedra. La dualidad organización-persona no es fácil resolverla cuando la oferta es o aguanto o paso de líder a cadaver en cuestión de minutos. 

Pedro Sánchez anda en esta texitura, agarrarse al mando proponiendo triquiñuelas que le den tiempo o tomar la determinación de marcharse. En estos momentos está haciendo un Artur Mas a su organización ya que elección tras elección va deteriorando su apoyo social. Convergencia, partido político de Artur Mas, acabó desapareciendo o reinventándose; lo del Psoe va camino, ya veremos si de lo primero o de lo segundo. En ambos casos la falta de compromiso con el último minuto de su actual líder le va a conducir a ello. 

Manejar el último minuto es ennoblecer el liderazgo.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios
Deja un comentario
Posts relacionados
Sin imagen
03Febrero
Leer más

La pereza de las vacaciones

Hace escasamente ocho días fue el retorno de las vacaciones de Semana Santa. Todo el mundo llegó eufórico. No es extraño, el descanso sienta bien....
Leer más
Sin imagen
03Febrero
Leer más

Por un vaso de leche

En un comedor cualquiera de una residencia cualquiera, dos compañeras charlan mientras cenan....
Leer más
Sin imagen
03Febrero
Leer más

Mamá quiero ser artista

María vino a Madrid a triunfar. Lleva toda su vida bailando, es lo que mejor sabe hacer. Su sueño es estudiar Artes Escénicas, algo así como la...
Leer más