UEM

Tu casa al día

En este blog de hogar podrás encontrar consejos útiles para tener un hogar de primera: decoración, muebles, electrodomésticos, reformas y todo lo que necesitas saber para construir tu hogar ideal

Cómo elegir un sofá cómodo y de calidad

Ramón Cordero Consultor SEO Universidad Europea Blog Tu casa al día Publicado 03 Agosto 2016

Como ocurre con todo prácticamente hoy en día, las opciones a la hora de comprar un sofá son infinitas. A pesar de que puedas tener una idea muy clara en la cabeza de lo que quieres, llegar a la tienda de muebles (física u online) y encontrarte con toda la oferta ante tus ojos, puede resultar un poco abrumador: miles de colores, formas, estilos, tejidos… Todos los sofás cómodos del mundo delante de tus ojos.

Un sofá no es una compra que se pueda hacer a la ligera, pues es algo que estará en tu casa por varios años y hay que meditarlo bien. Una compra precipitada puede acabar en un sofá que no encaja con el estilo de la casa, que sea muy bonito pero que no sea un sofá cómodo, o incluso que el material se desgaste al poco tiempo. Es por eso que conviene sentarse a meditar la compra, y analizar bien todas las opciones y así evitar sorpresas desagradables.

Cómo elegir el tipo de sofá

Lo primero que tienes que hacer es pensar en el tamaño del sofá que quieres, y sobre todo en el espacio del que dispones. Olvídate del mito de que cuánto más grande es un sofá, más cómodo es, porque no es así. Puedes encontrar sofás cómodos de todos los tamaños, es cuestión de buscar y comparar.

Si no estás seguro del tamaño que quieres, analiza el entorno en el que vas a colocar el sofá: ¿Habrá otras sillas o sillones alrededor?, ¿Tendrá una mesita de café delante? Si eso es lo que tenías pensado, y tienes un salón de tamaño medio, lo mejor será que elijas un sofá de forma tradicional o uno en forma de ‘L’. Los sofás de formas más redondeadas están más recomendados para espacios amplios, aunque todo es cuestión de gustos.

También se debe considerar la orientación en la que se va a colocar el sofá. Asegúrate de que la idea que tienes en la cabeza es factible y sobre todo mide el espacio más de una vez para asegurar que hay suficiente espacio para tu sofá.

Tipos de materiales

Una vez que te has decidido por la forma y la ubicación, toca pensar en el siguiente paso: color y material.

El color es una elección muy personal, que debe adaptarse al estilo de tu salón, lo único que debes tener en cuenta (es sentido común) es que los colores claros se ensuciarán mucho más rápido que los colores oscuros, así que si tienes mascotas y/o niños, plantéate elegir colores oscuros.

En cuanto a los materiales, encontramos:

Tapizados en piel natural: suelen ser más caros y más delicados de mantener. Hay alternativas al sofá completo de piel como por ejemplo la “piel combinada”, donde las partes más delicadas y con más tendencia a desgastarse son de piel natural, mientras que el resto es de piel sintética o polipiel. También se pueden comprar sofás cómodos hechos completamente de piel sintética.

Los sofás de textil son más baratos y el mantenimiento mucho más sencillos (en la mayoría de los casos es tan fácil como meter las fundas a la lavadora). Son sofás cómodos no sólo por el fácil mantenimiento sino porque suelen ser anti manchas, anti humedad… Además de que la oferta es mucho mayor y hay más variedad de colores.  Las telas naturales más comunes para la confección de sofás son lana, seda, lino o algodón, o combinaciones de varias.  Las telas sintéticas, aún más fáciles de mantener que las naturales, más duraderas y con menos tendencia a arrugarse son el acrílico, la licra, poliéster y la poliamida.

Dónde comprar sofás cómodos y de calidad

Hoy en día además de las tiendas físicas de muebles, podemos comprar los sofás fácilmente desde internet. Las tiendas online ofrecen una variedad mucho más amplia que las tiendas físicas además de la comodidad de poder hacerlo desde casa.

Otra de las ventajas es que en las tiendas online podrás ver cómo queda el producto terminado: si eliges un tamaño, color o forma distinto al que proponen, podrás ver igualmente cómo quedará el producto final. Esto no ocurre en las tiendas, dónde sólo puedes ver el que tienen de exposición sin la posibilidad de ver cómo quedaría con otros colores o materiales. Muchas tiendas online ofrecen también, la posibilidad de ver con ‘simuladores’ cómo quedaría el sofá en tu salón.

Además de todo lo mencionado arriba, puedes elegir la fecha de entrega que más te convenga y beneficiarte de los mismos derechos que en las tiendas físicas, sin tener que desplazarte hasta ellas. Son todo ventajas.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios
Deja un comentario
Posts relacionados
Sin imagen
15Julio
Leer más

Objectives

Leer más

Sin imagen
27Julio
Leer más

Meltdown

Leer más

Sin imagen
28Enero
Leer más

Reading and Writing

You've been studying English for years now, practically all your life. You're an expert at "fill in the blanks" and can look at a "right...
Leer más