UEM

Club de ArquiLectura

"Hay muchas veces libros sin Doctor que los lea; hay también otras Doctores que carecen de Libros: lo uno y lo otro es perjudicial en la República, y así en la Arquitectura si no se leen son superfluos los Libros". (Juan Caramuel, 1678)

ESENCIA Y EMOCIÓN = ESSENCE AND EMOTION

Carlos Javier Irisarri Martínez Profesor de Deontología e Historia del Arte y Arquitectura Blog Club de ArquiLectura Publicado 21 Marzo 2016

Hay que celebrar la aparición en castellano del libro de Hans Van der Laan El espacio arquitectónico. En primer lugar, porque es muestra de que el sector editorial aun es capaz de brillantez y heroicidad: en efecto, su traductor y editor ha creído que un pensamiento como el de este monje arquitecto debe ser difundido también aquí –desde el holandés se ha editado ya en francés, inglés y alemán-; esa es la única motivación tras una propuesta tan cuidadosa como arriesgada. Y en segundo lugar, porque efectivamente es tiempo de proponer caminos a la arquitectura diferentes de los fuegos de artificio, costosos y estériles, en los que parece hemos desembocado. El subtítulo Quince lecciones sobre disposición del hábitat humano encierra el desarrollo gradual del sistema de proporciones propuesto por su autor, basado en el número plástico. Este fundamento matemático permite ampliar el juego a las tres dimensiones, así como su aplicación a cualquier escala (cella – recinto –dominio, en las categorías de Van der Laan).

Un artículo de Paco Alonso primero y, sobre todo, los excelentes escritos de José Ignacio Linazasoro después, me descubrieron hace años la labor extraordinaria de este holandés esencial. A continuación, tuve la oportunidad de visitar en persona casi toda su obra construida –a excepción del monasterio de Tomelilla-, comprobando ese atractivo que provoca el “grado cero” de la expresividad, que anunciaba Linazasoro, y que sin embargo se halla lleno de emoción. Se trata de una verdadera experiencia arquitectónica, sin artificios ni distracciones, donde palabras que en muchos son mera intención aquí se tornan protagonistas: luz, espacio, textura y proporción como auténticos materiales de trabajo.

Cabe pensar que en este mundo cuyo colorido se va diluyendo por una epidemia de materialismo, donde el laicismo se convierte en un valor en sí mismo y la visión más pragmática es impuesta en cualquier ámbito, la emoción sólo puede hallarse en los pocos resistentes que aún trabajan desde una inquebrantable fe en la trascendencia. Delgado Orusco demostraba hace poco como la vanguardia española de la posguerra se refugió en el Templo. En Van der Laan encontraremos la honesta esencia que puede resultar de una ideación fuera de cualquier moda, fruto de una silenciosa motivación superior a nosotros mismos. No sólo es un camino viable, sino probablemente imprescindible.

We should celebrate the Spanish publication of the book The architectural space by Hans Van der Laan. First, because it is a sign that the publishing industry is still capable of brilliance and heroism: indeed, his translator and editor believed that the thought of this architect monk must also be spread here -from the Dutch has been edited previously in French, English and German-; that's the only motivation behind such a proposal, risky and careful. And secondly, because it is time to propose ways for architecture different than the actual fireworks, expensive and sterile, which seems the only way. The subtitle Fifteen lessons on human habitat encloses the gradual development of the proportional system proposed by the author, based on the . This mathematical foundation can extend the game into three dimensions, and their application at any scale (cella – enclosure - dominion, in the categories of Van der Laan).

An article by Paco Alonso first, and above all the excellent writings of Jose Ignacio Linazasoro later, discovered me years ago the extraordinary work of this essential Dutch. Then I had the opportunity to visit in person most of his built work -except Tomelilla monastery-, checking that appeal which causes the "zero degree" of expressiveness, in words of Linazasoro, but filled with emotion. This is a true architectural experience, without artifice or distractions, where words that are mere intention for many architects become here real protagonists: light, space, texture and proportion as authentic working materials.

It is conceivable that in this world whose color is diluted by an epidemic of materialism, where secularism becomes a value in itself and the most pragmatic view is imposed on any level, the emotion can only be found in the few holdouts still working from an unshakable faith in transcendence. Delgado Orusco showed recently how Spanish vanguard of postwar took refuge in the Temple. In Van der Laan we can find the honest essence that result from ideation outside any fashion, the result of a silently motivation greater than ourselves. It is not only a viable path, but probably necessary.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Share in LinkedIn
Comentarios
Deja un comentario
Posts relacionados
Sin imagen
03Febrero
Leer más

La pereza de las vacaciones

Hace escasamente ocho días fue el retorno de las vacaciones de Semana Santa. Todo el mundo llegó eufórico. No es extraño, el descanso sienta bien....
Leer más
Sin imagen
03Febrero
Leer más

Por un vaso de leche

En un comedor cualquiera de una residencia cualquiera, dos compañeras charlan mientras cenan....
Leer más
Sin imagen
03Febrero
Leer más

Mamá quiero ser artista

María vino a Madrid a triunfar. Lleva toda su vida bailando, es lo que mejor sabe hacer. Su sueño es estudiar Artes Escénicas, algo así como la...
Leer más